Falleció el hombre embestido por un camión del Municipio de Tres Isletas

0
317

Darío Linares, su esposa embarazada y sus dos hijos vivían de su quinta que les dejó su suegro. Él también hacía ladrillos para venderlos y así lograba sostener a su familia. Un día tras una larga jornada de trabajo que terminó en la primera luz del día, Darío regresaba en motocicleta a su hogar cuando en el camino, un camión de la Municipalidad de Tres Isletas iba sin frenos y lo atropelló. Pasaron cinco meses dramáticos donde Darío peleó por su vida en el hospital de Sáenz Peña y finalmente fue trasladado de regreso a Tres Isletas. Aseguran que hubo mala praxis, el municipio ni siquiera se contactó con ellos. El desenlace de esta historia fue el peor: Darío, finalmente perdió la pelea por su vida.

 

 

Abandono

Darío Alejandro Linares fue atropellado por un camión de la Municipalidad de Tres Isletas. Por la brutalidad del siniestro pensaban que no iba a sobrevivir. Múltiples fracturas y una herida en el cráneo, comprometían su vida. Darío fue trasladado al nosocomio 4 de Junio de Sáenz Peña y logró salvarse la vida. Cuando fue trasladado de regreso a Tres Isletas, descubrieron que hubo mala praxis.

 

 

Mala práxis

Hace un mes atrás, los padres de Darío, Pablo Linares y Norma Pereira, dialogaron con Diario21.tv y relataron el calvario que vivían. “En los cuatro meses que estuvimos en el hospital el Municipio no se acercó, ni siquiera para preguntarnos si necesitábamos algo”, relató Norma. Su papá agregó: “Nadie nos ayudó. Hicimos pollo y asado. Nos enteramos que aquí (Tres Isletas) dijeron que nos estaban ayudando con plata, pero es todo mentira. Incluso en la radio dijeron que él (Darío) había muerto”.

 

Sumado al silencio de la Municipalidad, al ser observado por los agentes de salud de Tres Isletas notaron que su tratamiento en el nosocomio de donde venía, no había sido el adecuado. “La pierna le quedó toda torcida. De tanto movimiento, el hueso le quedó para arriba. Era todo mentira lo que le hicieron (en el hospital) le pusieron gasas y lo enviaron de regreso”, dijo la madre de Darío a este medio.

 

 

El peor final

En la siesta de ayer, Darío Linares perdió la pelea por su vida. Dejó a su esposa embarazada y sus dos hijos. El desenlace más doloroso.

 

Fuente diario 21tv

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here