Preparan escrache nacional por un caso de acoso laboral y sexual en la municipalidad de Resistencia

0
1920

Una organización defensora de los derechos de las mujeres prepara una acción de “escrache” en la Municipalidad de Resistencia a raíz de una denuncia de acoso laboral y sexual que fue formulada por una empleada de la comuna y que hasta ahora no dio lugar a medida alguna en favor de su seguridad personal.

municipalidad.jpg

Pero la historia llegó a oídos de dirigentes de una organización feminista nacional que estaría programando una acción de escrache a las personas denunciadas pero también a nivel institucional por la falta de reacción de las autoridades comunales y judiciales.Las denuncias por los hechos en cuestión se formularon tanto en la sede administrativa (la propia municipalidad) como ante la Justicia penal provincial, pero no mostraron avances pese a que llevan semanas radicadas en esos ámbitos.

EL CASO

La situación involucra a una mujer que ocupa una jefatura de departamento en una de las estructuras que dependen de la Secretaría de Ambiente de la Municipalidad de Resistencia. De acuerdo con lo que dejó asentado en sus presentaciones, un hombre a cargo de una dirección la viene acosando sexualmente desde hace tiempo. Según su relato, al no ceder a las presiones de ese sujeto, éste fue volviéndose más agresivo en el trato con ella.

La situación quedó frenada por un tiempo por la intervención de un superior del acosador, que lo mantuvo a raya y de alguna manera buscó proteger a la mujer víctima del acoso. Pero este hombre se jubiló y fue reemplazado por otro que consiente las actitudes del acosador.

A partir de allí, las condiciones en que la víctima (cuyos datos personales se mantienen de momento en reserva) tuvo que desarrollar sus obligaciones laborales diarias fueron cada vez más penosas.

En las últimas semanas la conducta del acosador y de quienes lo respaldan buscó directamente hacerle ver a la mujer que su decisión de no acceder a mantener relaciones sexuales con esa persona le terminará haciendo perder su trabajo en la municipalidad, donde lleva muchos años de carrera administrativa.

APRIETES Y AMENAZAS

De hecho, a modo de represalia por defender su dignidad, a la agente en cuestión ya le quitaron una bonificación por horas extras que redujo notablemente su remuneración, y ahora intentan también quitarle su rol jerárquico. Como el acosador tiene un rol activo en el Sindicato de Trabajadores Municipales, todas esas maniobras se le facilitan, dice la víctima.

Ni las denuncias formuladas dentro de la propia municipalidad ni las que llegaron a una fiscalía penal tuvieron hasta ahora resolución alguna, pese a que las cosas se van poniendo cada vez más oscuras, ya que días atrás el acosador se le apareció a su víctima frente a su domicilio y le mostró un arma que llevaba en la cintura. La mujer pudo ingresar rápidamente en su casa.

Pero el infierno que vive no cesa, porque su madre, una adulta mayor, comenzó a recibir llamados telefónicos en plena madrugada con amenazas de muerte.

La historia se va tornando asfixiante para la empleada municipal, que parece abandonada a su suerte por las autoridades municipales y por la Justicia. Ahora, una organización feminista de orden nacional prepara su llegada a Resistencia para llamar la atención sobre estos hechos. El escrache sería acompañado por la difusión del caso en medios nacionales.

Todo esto, por si fuera poco, sucede a poco de que la directora de Catastro del municipio denunciara también aprietes gremiales para que se retire de ese cargo y se lo deje a una persona de menor trayectoria e idoneidad profesional pero que cuenta con la bendición del gremio del sector.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here