Nunca Visto, el Gobernador Capitanich Organiza a toda la Policía Contra una Marcha Justa y Pacífica del Personal de Salud

0
36469

Hoy sábado 30 de Mayo a las 17 horas en la ciudad de Resistencia se reunían personal de salud y ciudadanos que apoyaban una marcha completamente justa por la integridad del personal médico y sus derechos como trabajador. Con solo 2 personas por auto, con barbijo y con banderas argentinas, y carteles que daban su apoyo, en esta pandemia, ante la situación crítica laboral en la que se encuentran.

Sorprendentemente y nunca visto, toda la policía estaba cerrando las calles y avenidas, tratando de evitar el acceso al lugar de protesta, en Avenida Lavalle y Wilde, exigiendo documentación personal, autorización de circulación y del vehículo. Bastaba con que vieran una Bandera Argentina en el móvil o un cartel de apoyo para intentar frenar el acceso del mismo. En los años  que vivimos como gobierno democrático jamás se vio tanta dedicación, para evitar que se haga un reclamo justo. Se imaginan por un momento si en la ciudad de Resistencia se implementara el 10% de los recursos que se utilizaron hoy para evitar marchas PIQUETERAS, donde no puedan cortar los accesos a la ciudad y la policía les pida documentación personal y de los vehículos como hacen con gente de trabajo. Pero claro acá no hay conveniencias políticas ni negociados, de los cuales luego se reclamen votos. Un ciudadano entiende que políticamente se quiera frenar esto y que hoy muchos medios no toquen el tema, pero causa sorpresa que el personal de seguridad tome una postura tan estricta, cuando hoy están sufriendo las mismas condiciones que el personal de salud.

Intentando acceder a la marcha, un personal policial nos frenó y al manifestarnos que queríamos llegar a la misma, automáticamente por radio comunicó diciendo a este vehículo párenlo y pídanle todo. Nos sorprendió de manera la actitud tomada, pero luego vimos que trataban de hacer lo mismo con todos. Cuando uno sacaba el celular o dispositivos para filmarlos trataban de dar la espalda y solo así algunas veces se lograba pasar sin que frenaran el móvil. Incluso una ambulancia con la sirena prendida la frenaron completamente cortando todos los accesos. 

Con esto nos preguntamos como periodistas donde quedó la democracia, y por que le tienen tanto miedo al personal de salud. Nos gustaría ver este mismo control en marchas piqueteras o actos políticos.