Policías de Resistencia dispararon a un perro «porque ladraba» en un procedimiento

0
896

“Oficial, tírele un tiro”, esas son las palabras que -según denunció una mujer- ordenó un subcomisario durante un allanamiento. Las palabras anticiparon lo que pasó después: una mascota herida con una bala de goma tras el escopetazo que recibió en el barrio Villa Marín.

El hecho ocurrió en calle Vedia al 2200 aproximadamente, este martes a las 18 horas. El Departamento Drogas Peligrosas se acercó al domicilio con una orden de allanamiento librado por el Juzgado de Garantías N°5 y según fuentes judiciales, el motivo del procedimiento fue la búsqueda de estupefacientes que finalmente “arrojó resultados negativos”.

Tras la actuación policial, la propia familia allanada formalizó una denuncia en la Comisaría Cuarta ya que su mascota “Tayson” de un año de edad recibió un disparo en una de sus piernas “por orden del subcomisario Caballero”.

Luego de la orden, un oficial apuntó con la escopeta al animal por lo que la denunciante agarró a su mascota y solicitó “que no le hiciera nada ya que ella se encontraba conteniéndolo, pero sin mediar palabras efectuó un disparo que impactó en su paleta lado superior derecho, razón por la cual suelta al animal que huye de la vivienda”, consta en la denuncia.

“En un momento mi perro desapareció y mi otra mascota estaba inquieta, intentando mostrarnos dónde estaba Tayson. En una moto hicimos el recorrido y lo encontramos a la vuelta de la casa en un descampado”, contó a Diario TAG una de las integrantes de la familia.

“Cuando lo vi casi me morí, él se movía y se le veía el hueso”, agregó Rocío -junto a su abogada Mónica Sánchez– describiendo el estado en el que se encontraba la mascota que estuvo varios minutos desaparecida.

Estado de la mascota

“Tayson de aproximadamente un año de edad, mestizo de pitbull presentaba una lesión de forma redondeada de 5 centímetros de diámetro que afectó piel, tejido subcutáneo y hueso con posible fractura”, fue el diagnostico del médico veterinario que lo atendió.

Finalmente se le realizó curación y sutura a la espera de una radiografía para poder corroborar si está facturado. Mientras tanto Tayson tiene su pierna hinchada y su familia acude a la ayuda de asociaciones protectoras de animales al no poder hacer frente a los gastos veterinarios.

“Esto es un desastre institucional y un procedimiento irregular”, denunció Sánchez quien también describió la situación del perro y la actuación policial.

 

Fuente: diariotag.