El Coronavirus se llevó a un héroe: El médico Duré falleció en el Perrando

0
32443

Las primeras horas del viernes confirmaron el peor desenlace para aquellos que conocían, amaban, respetaban y rezaban por la salud del Dr. Miguel Duré, quien falleció luego de luchar por las complicaciones que provocó el Coronavirus en su cuerpo. Su pérdida golpea muy fuerte a sus colegas y llena de tristeza a una comunidad que sentía una gran admiración por él. Chaco, suma 81 muertes por COVID-19.

El Dr. Duré sufrió un neumotorax bilateral. Desde el fin de semana, sus colegas lucharon incansablemente por estabilizar su salud. Sin embargo, finalmente falleció. Quien fue Jefe de Terapia Intensiva del Hospital Perrando se encontraba internado con respirador desde hace más de 15 días y su salud había sufrido una complicación en las sobre el aparato respiratorio. Los médicos sospechaban que padecía una infección bacteriana sobre agregada. El Dr. Miguel Duré, contrajo Coronavirus en su inmensa lucha por salvar la vida de tres pacientes, una osadía que acabó con su vida pero que dejará un legado imborrable en el corazón de nuestra provincia. ¡Hasta Siempre Dr. Miguel Duré!

CARTA ESCRITA DE SUS COLEGAS

Subestimaron la situación desde el primer día. Hicieron alarde de la remodelación arquitectónica de dos salas de internación, la cual actualmente no tiene camas y no tiene los insumos necesarios para la protección del personal de salud.
Quisieron silenciar a quiénes mostraron la realidad del hospital en la pandemia, y en lugar de ser denunciantes de la misma, junto con ellos, optaron por hacer “oídos sordos” a dichos reclamos, y eligieron la ruta más fácil.
Nos trataron de irrespetuosos y poco solidarios en la única reunión que tuvimos. Incluso expresaron “estar cansados de nosotros”.
Se pasearon por los medios de comunicación diciendo que la situación “estaba controlada”, cuando se inauguró una estructura que debía ser de apoyo a la unidad destinada para pacientes infectados, y que hasta el día de la fecha no se encuentra en funcionamiento, sabiendo que la sala de internación destinada a casos positivos colapsa.
Nos hicieron quedar mal como provincia, como ciudad, al emitir frases que denigran a nuestra vecina Corrientes, en lugar de entablar una comunicación para generar mejores vínculos y aprendizajes ante tal situación, como es una pandemia.
Fallaron.
El sistema de salud falló. Este es el resultado. Personal de salud infectado. Un médico que ya no está.
Somos hijos del rigor. Hasta que no nos pasa, no aprendemos.
Pues bien, pasó. Y seguirá pasando…
“No usan los elementos de protección personal”. Podrido de escuchar y leer eso. Más que nadie sabemos lo que tenemos que usar o no. No es el primer microorganismo contagioso que se nos cruza. Desde el primer día, nosotros sí, estamos leyendo sobre protección personal, y lo que debemos hacer y no hacer.
“No usan los elementos de protección personal”. Colocar un tubo en tórax a un paciente COVID que se está muriendo, con un barbijo de tela vegetal y uno quirúrgico encima, no es por elección señores.
“No usan los elementos de protección personal”. Basta.
No hay.
Que descanse en paz doc.
Médicos Residentes del Hospital “Perrando”