El dólar ahorro y los gastos en moneda extranjera con tarjeta pagarán 35% a cuenta del Impuesto a las Ganancias

0
103

El dólar ahorro y los gastos en divisa con tarjeta pagarán 35% a cuenta del Impuesto a las Ganancias, además del 30% de impuesto PAIS. Además, las compras con tarjeta de crédito en moneda extranjera y los gastos por turismo al exterior se computarán como parte del cupo de U$S200 mensuales. Así lo anunció este miércoles Miguel Pesce, presidente del Banco Central de la República Argentina (BCRA).

La medida del Gobierno apunta a desalentar la compra de dólares para atesoramiento debido a la fuga de divisas que se intensificó a partir de julio. Regirá desde este miércoles.

Los gastos con tarjeta de crédito en moneda extranjera por viajes y compras al exterior se computarán como parte del cupo mensual de U$S200 de dólar ahorro. Es decir, una compra a través de una plataforma extranjera o el pago de un servicio de streaming en divisa, por ejemplo, restringirá la capacidad de compra de moneda extranjera para atesoramiento. Esta normativa rige desde el 1 de septiembre.

En la práctica, una compra de U$S1000 ocupará cinco meses de cupo.

“Los bancos van a tener que hacer una evaluación de ingresos de la persona que quiera crear una cuenta en dólares o tenga ingresos propios que le permitan tener ahorros en moneda extranjera”, afirmó Pesce en conferencia de prensa.

El funcionario indicó también que “los pagos en tarjeta de crédito en el exterior, viajes o compras remotas van a ser a cuenta de dólar ahorro. No hay límite para la compra de tarjeta de crédito, pero esas compras que se realicen van a ser a cuenta de compras de dólar ahorro”. Y continuó: “Si alguien tiene un crédito bancario para comprar por 1000 dólares, por cinco meses no va a poder acceder al mercado de cambios”.

La nueva modalidad implica además que los propietarios de nuevas cuentas en dólares no pueden ser beneficiarios de planes sociales durante la pandemia ni la pospandemia.

Los ahorristas que no pagan Ganancias podrán realizar ante la AFIP el pedido de reintegro de la retención una vez que se venza el año fiscal, indicó Pesce.

En otra de las medidas, se anunció que la Comisión Nacional de Valores (CNV) subirá el parking a 15 días para la transferencia de títulos adquiridos con pesos. Es decir, una persona que compre con pesos bonos nominados en dólares deberá guardarlos por 15 días hábiles (en vez de los cinco actuales) antes de cambiarlos por moneda extranjera. Otras regulaciones buscarán restringir la operación de agentes del exterior en maniobras de “contado con liqui”.

Por otro lado, Pesce informó que la CNV eliminará el “parking” para operaciones de compra de títulos en moneda extranjera en el mercado local. Quien tiene dólares en el mercado local, puede comprar títulos. Quien desee venderlos contra pesos, deberá esperar cinco días. Eso, indicó el Gobierno, facilitará el acceso de los residentes a la compra de títulos en moneda extranjera y su venta contra pesos.

Una medida que traerá polémica obliga a las empresas a refinanciar una parte de sus deudas en moneda extranjera, ya que no accederán al mercado de cambios oficial para obtener las divisas necesarias para cancelarlas.

Fuga de divisas

Según Pesce, se trata de “una serie de medidas para mejorar las circunstancias del mercado cambiario”, que era un importante foco de preocupaciones del Gobierno en las últimas semanas.

En julio, la venta neta de divisas por parte del BCRA rozó los U$S600 millones, en agosto superó los 1000 millones y en los primeros nueve días de septiembre tocó los 750 millones, según datos oficiales. Con el nuevo escenario, la idea es desalentar la compra de moneda extranjera para atesoramiento y, por ende, controlar la fuga.

TN.com.ar había informado la semana pasada sobre la posibilidad de encarecer el dólar ahorro a partir de la aplicación de un anticipo a costa del Impuesto a las Ganancias, como en el cepo de 2014/2015.

“Es un problema”

Entre los miembros del equipo económico fue ganando terreno la idea de reducir la brecha entre la divisa de atesoramiento y la que se opera en la Bolsa sin desdoblar formalmente ni acudir a una devaluación que encarezca las importaciones y los commodities exportables en moneda local, lo cual implicaría más inflación y una mayor pérdida del poder adquisitivo

“Es un problema”, respondió Alberto Fernández al ser consultado, el 15 de agosto, sobre la gran cantidad de ahorristas que mes a mes van en busca de su cupo de 200 dólares mensuales. El mes anterior unas 4 millones de personas compraron divisas para atesorar o revender en el mercado paralelo: 10 veces más que en marzo.

Fuente TN