A pesar de reiterados reclamos, la autovía de la ruta 16 sigue mostrando deficiencias

0
611

La falta de iluminación en algunos tramos cuando no en la totalidad de la traza y semáforos que no funcionan son solo algunos de los problemas recurrentes que suele evidenciar la Autovía de ruta 16 a lo largo de sus poco más de 4 kilómetros de extensión.

Estas cuestiones son cíclicas y nunca tuvieron una solución definitiva, por lo que es frecuente el reclamo de los vecinos de importantes barriadas quienes advierten sobre el peligro que significa para la seguridad, vial y en materia de delito.

En los últimos días, automovilistas y vecinos volvieron a advertir sobre la falta de iluminación en el tramo comprendido desde el cruce de la trama vial con calle 212 (6) a la altura de la Politécnica Juan XXIII al Este, hasta la rotonda de ruta 95.

Eso convierte a la zona en una trampa ante la escasa visibilidad en horario nocturno potenciando el riesgo de accidentes ya que hay vecinos que diariamente utilizan los cruces para trasladarse desde y hacia el centro para cumplir con sus actividades.

Semáforos que no funcionan

A esto se suma que en determinados momentos, uno de los semáforos que regula el tránsito permanecen intermitentes, por lo que “hay poner máxima atención, no distraerse, porque los automovilistas no disminuyen la velocidad y cualquier distracción puede pagarse hasta con la vida” indicaron vecinos que hicieron llegar su preocupación a NORTE.

“Estamos cansados, no puede ser que haya un vientito o alguna tormenta o simplemente de una la autovía, de manera total o parcial, quede a oscuras” sostienen vecinos de los barrios adyacentes a la misma quienes agregaron “siempre si no es una cosa es la otra y cada tanto quedamos expuestos a situaciones de peligro, tanto por la posibilidad de accidentes como sufrir el embate de la delincuencia que está al acecho y aprovecha cualquier oportunidad para dar el golpe”.

La oscuridad, la negligencia que se observa muchas veces por ese sector de la traza del corredor bioceánico en los conductores, reclaman estar expuestos a potenciales situaciones de verse involucrados en siniestros viales. “Por las noches hay que tener mucho cuidado cuando vas a cruzar la autovía ya que está todo oscuro y muchas veces alguno de los semáforos está en intermitente, por lo que algunos automovilistas no toman las precauciones necesarias ante la situación de potencial peligro”, dicen de manera coincidente los vecinos de la zona.

Las colectoras

Pero no solo eso, es que también temen por su integridad, sobre todo cuando los semáforos funcionan y deben detener su marcha e indican que crece potencialmente el peligro de ser víctimas de algún tipo de delitos. En ese sector aseguran “la oscuridad es total y la zona se torna muy peligrosa e insegura” para quienes a diario pasamos por esos lugares o quienes simplemente toman por ejemplo la colectora, para realizar caminatas o algún otro tipo de actividad en la zona”.

Además advierten que la zona, se convierte en caldo de cultivo para “otro tipo de actividades” por lo que los vecinos piden que quienes tienen la posibilidad de brindar soluciones las brinden “pero de manera definitiva, no que cada tanto tengamos que estar hablando siempre de lo mismo”. La situación de peligro incluye a las colectoras norte y sur, no solo por accidentes sino por arrebatos y robos que sufren los vecinos. Así lo confirma una fuente de la policía del Chaco, a partir de intervenciones de la División Caminera y la Comisaría Segunda, que actúa por jurisdicción.

“Esta situación obliga a destinar recursos humanos y de logística para poder realizar las recorridas preventivas y así acentuar la prevención en toda la zona, incluido los comercios ubicados a la vera de las colectoras” indicaron las mismas fuentes.

Fuente diario norte

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here