Ante ajuste para el sector, empresas de telefonía celular evalúan nuevo aumento a sus clientes

0
219
El martes, a través del Boletín Oficial, se conoció que a partir de ahora las empresas de telefonía móvil deberán pagar más al Estado, una medida que impactaría en los precios que los consumidores pagan por sus abonos.
Lo que se modifica es la modalidad de facturación del Estado hacia las empresas: el pago mensual dejará de diferenciar entre usuarios con planes prepagos y pospagos y pasará a representar un porcentaje de la facturación de cada compañía, según una resolución del Ente Nacional de Comunicaciones (Enacom).
 
La norma establece que las empresas que utilizan el espectro para servicios que van desde llamadas de voz a Internet móvil pasen a pagar $ 0,14 por cada peso facturado en los diferentes servicios de comunicaciones móviles.
 
Técnicamente, las empresas deberán pagar 0,0014 unidades de tasación radioeléctrica (UTR) por cada peso percibido o facturado bajo cualquier modalidad de pago, por mes. La unidad de tasación radioeléctrica fue actualizada por primera vez desde 2001 y pasó de $ 25,51 a $100. Es decir, hasta el momento las empresas pagaban $ 0,03 por cada peso facturado.
 
Según el sitio El Cronista, fuentes del sector estimaban anoche que es muy probable que este aumento de costos se traslade al precio final que pagan los clientes.
 
Desde el Enacom indicaron que las empresas pasarán a pagar más cada mes, pero no precisaron en qué porcentaje crecerán los ingresos que perciben actualmente. 
 
Sin embargo, advirtieron que quedarán exentos de este aumento los servicios comunitarios, cooperativas y empresas que usan el espectro para comunicaciones pero que no venden servicio comercial.
 
Según la norma, la decisión de cambiar la forma de pagar el arancel radioeléctrico busca simplifica la modalidad anterior, que diferenciaba entre los servicios pospagos con una tarifa plana y los prepagos, con un valor fijo por minutos de uso. 
 
Los planes de celulares con modalidades de contratación prepaga y mixta, con mecanismos de pago anticipado, representan la mayor proporción del mercado de comunicaciones móviles argentino. Pero cuando se estableció la modalidad de pago por el espectro, en 1999, por el contrario, la relación era inversa, con menor cantidad de usuarios con planes prepagos.
 
«El usuario prepago efectúa las recargas de su crédito de manera voluntaria y eventual, quedando el consumo de lo abonado ligado directamente a la duración de sus comunicaciones. Mientras que el usuario mixto abona en forma anticipada un abono fijo, de menor valor que los abonos pospagos, y en caso de consumirse la totalidad del mismo, dicho usuario puede efectuar recargas de crédito o no», precisó la norma publicada.
 
A partir de ahora, cualquiera sea la forma de pago de los clientes, las empresas deberán pagar un porcentaje sobre cada minuto que se computa. «La cantidad de abonados pospagos es proporcionalmente muy baja y no amerita la diferenciación en el cálculo de los derechos radioeléctricos», explicó el documento del Enacom.
 
El organismo señaló que con los cambios, además de aumentar la recaudación mensual, se simplifica el procedimiento de facturación y se unifica la metodología de liquidación «a nivel nacional».
 
Fuente: cronista.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here