Anticipan que los brotes de bronquiolitis y gripe serán los más graves de los últimos tiempos

0
281

La Organización Panamericana de la Salud emitió un alerta epidemiológico para toda la región ante el inicio de la época de mayor circulación del virus. Pese a que el frío no termina de instalarse, los virus propios de esta época del año ya circulan y los especialistas alertaron que el invierno podría ser puntualmente crudo, en lo que a gripe y bronquiolitis se refiere.

¿Qué es la bronquiolitis?

Es una enfermedad de origen viral, y algunas veces grave que expresa una inflamación de las vías inferiores (bronquiolitis). Afecta principalmente a los bebés menores de 6 meses y es más frecuente en los meses fríos (otoño e invierno).

La bronquiolitis es la causa más importante de infección en el tracto respiratorio inferior en bebés menores de un año en todo el mundo. Y el virus que la causa circula con mayor intensidad -en el hemisferio sur- entre abril y septiembre. Su principal causa es el Virus Sincicial Respiratorio (VSR). Más de la mitad de los bebés están expuestos a este virus en su primer año de vida. Otros virus que pueden causar bronquiolitis pueden ser el Adenovirus, la Influenza y la Parainfluenza.

¿Cómo se contagia?

El virus se transmite de una persona a otra por el contacto directo con las manos contaminadas con secreciones nasales o a través de gotitas aerotransportadas generadas al toser o estornudar por parte de alguien infectado.

¿Cuáles son los síntomas?

•Mucosidad nasal.

•Tos, catarro.

•Fatiga.

•Fiebre.

•Respiración muy rápida (taquipnea).

•Aleteo nasal o retracción de los músculos del tórax en un esfuerzo por respirar (hundimiento de las costillas al respirar).

•Respiración ruidosa con silbidos en el pecho (sibilancias).

•Cansancio. El niño se agita fácilmente.

•Dificultad para alimentarse o conciliar el sueño.

•Color azulado en la piel o los labios debido a la falta de oxígeno (cianosis): En este caso necesita tratamiento urgente.

¿Cómo puede prevenirse?

No existe una vacuna que evite el contagio, y para prevenir cuanto sea posible la transmisión del virus se recomiendan algunos cuidados con el bebé.

•Mantener la lactancia materna.

•No exponer a los chicos al humo de cigarrillo.

•Lavarles las manos con agua y jabón con frecuencia.

•Mantener alejados a los bebés de aquellas personas que estén resfriadas o que tienen tos.

•En lo posible evitar el hacinamiento.

•Si alguien en la familia tiene infección en las vías respiratorias, debe lavarse las manos con frecuencia, especialmente antes de manipular al nene.

•Cumplir con el calendario nacional de vacunación y con las vacunas que determine el médico, tanto para el bebé como para quienes con él.

¿Cómo se trata?

Los antibióticos no son efectivos contra las afecciones virales. El tratamiento incluye broncodilatadores administrados con aerosol y una aerocámara. Hay un grupo de riesgo, son los recién nacidos prematuramente, con ciertas afecciones pulmonares producto de haber recibido ventilación mecánica por largo tiempo. También los niños nacidos con cardiopatías congénitas.

Para este grupo de riesgo, se aplica un esquema con anticuerpos monoclonales, de “inmunización pasiva” para lograr su protección para el VSR . Se aplica desde fines de abril (considerando las semanas de circulación viral), en forma mensual. Un total de 5 dosis.

La inmunización pasiva está incluida en la “Estrategia Integral de Prevención de Infecciones Respiratorias en prematuros de riesgo” del Ministerio de Salud de la Nación. También en niños con cardiopatías congénitas con inestabilidad hemodinámica significativa, según recomendaciones consensuadas con las sociedades científicas.

La inmunidad persiste por un período acotado de tiempo, por lo que es fundamental mensual de las dosis para mantener niveles adecuados de anticuerpos durante la época de mayor circulación viral. La inmunización pasiva debe acompañarse además de todas las demás medidas de prevención.

Fuente diario norte

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here