Así estafan con el CBU: cómo detectar el engaño y qué hacer

0
117

El crecimiento del dinero digital y la bancarización, fenómeno que se profundizó a partir del surgimiento de la pandemia de Covid-19 en marzo de 2020, es una realidad en la Argentina que se viene desarrollando de la mano de nuevas propuestas financieras por parte de las billeteras virtuales, la propia banca tradicional e incluso las iniciativas vinculadas a las criptomonedas. Sin embargo, acompañado de este crecimiento exponencial de la digitalización aumentó la ciberdelincuencia a nivel global y la Argentina no quedó exenta.

 

Radio Sudamericana consultó Pedro Cacivio, experto en seguridad informática y perito en informática para dar cuenta de los riesgos más comunes a los que están sujetos los usuarios, así como de las distintas maneras de evitar ser estafados.

 

ESTAFAS MEDIANTE EL CBU 

Imaginemos que tenemos para la venta algún objeto en una plataforma online. Un supuesto interesado se contacta con nosotros consultando el precio y tras acordar la transacción, nos pide el CBU y el DNI para hacernos la transferencia correspondiente. Ahí es cuando el comprador “se equivoca” y nos transfiere “por error. un monto varias veces superior, por lo que nos pide que le devolvamos la diferencia al CBU de un tercero o algún canal extrabancario, generalmente aduciendo algún motivo en particular. Como nosotros somos honestos -y sobre todo confiados- devolvemos el dinero depositado sobrante y seguimos con nuestra vida. Días después, descubrimos que de nuestra cuenta se han estado realizado débitos a nombre de alguna entidad crediticia y ahora somos deudores de un crédito que nunca tomamos. ¿Qué sucedió? Resulta que algunas financieras online otorgan créditos con requisitos mínimos: CBU, DNI y un número de teléfono. Estas facilidades otorgan a los estafadores una valiosa herramienta para hacerse de nuestro dinero, endeudándonos sin nuestro consentimiento ni conocimiento.

«Yo lo que quiero saber es qué empresa te da un préstamo con el CBU. El Banco despúes de ver que vos moviste la plata considera que realmente vos hiciste el préstamo y te obliga a pagarlo», explicó Cacivio.

«Creo que esas entidades bancarias antes de dar un crédito de 500 mil pesos debería tener por lo menos alguna manera de chequear la identidad de la persona, sino yo mañana puedo agarrar 30 CBU de difernetes personas y pedir préstamos», cuestionó.

¿QUÉ HACER?

Si uno no firmó -ya sea en forma ológrafa en papel o firma digital en pdf- un contrato de mutuo, no existe contrato firmado. Por ende, uno puede por carta documento reclamar que nunca se solicitó un préstamo, y menos online. Lo otro es que si le transfieren un dinero que no correspondía con lo que habían arreglado, hay que devolverlo automáticamente al mismo CBU que envió el dinero, así no genera un préstamo. Al restituirlo no genera perjuicio, porque se lo hace a la misma entidad prestamista.

ESTAFAS POR LLAMADAS TELEFÓNICAS

El especialista en seguridad informática explica que cuando un estafador nos llama haciéndose pasar por alguna empresa o entidad bancaria lo primero que nos pregunta es “con quién tengo el agrado de hablar” y respondiendo esta simple pregunta comenzamos a brindarle información nuestra, sin darnos cuenta. Otras veces consultan cuestiones como a qué empresa corresponde la línea, el plan que tenemos, etc.

Otras veces el estafador ya sabe nuestro nombre y apellido y con la excusa que necesita “chequear” algunos datos, nos consulta el número de DNI u otros datos sensibles.

Incluso a veces el atacante puede sugerir a la víctima que cambie la contraseña bancaria argumentando que hubo algún problema con la anterior, y así luego el delincuente ingresa a la cuenta con esta contraseña propuesta.

También pueden hacerlos ir al banco y le solicitan seguir una serie de pasos, hasta obtener una clave, la cual los habilita a los delincuentes a ingresar a la cuenta.

Fuente radio sudamericana