Brasil tuvo deflación en julio: el índice de precios marcó -0,68%

0
64
Es la variación más baja desde 1980, influenciada principalmente por el rubro Transporte, que cayó 4,5%, por la baja de los combustibles.

El índice de precios al consumidor en Brasil registró en julio una caída mensual del 0,68%, la mayor baja desde el inicio de la serie histórica en 1980, informó oficialmente este martes el instituto de estadísticas de ese país (IBGE).

Así, la inflación acumulada en los últimos doce meses llegó al 10,07%, según los datos oficiales.

El dato anterior mostraba que en junio, los precios minoristas en Brasil habían avanzado 0,67%, acumulando 11,89% en 12 meses.

El IBGE informó que la tasa de julio “fue influenciada principalmente por el sector de Transportes, que tuvo la caída más intensa (-4,51%), y contribuyó con el mayor impacto negativo (-1,00 punto porcentual) en el índice”.

En ese sentido, añadió que la baja en esa categoría se explica por la reducción del precio de los combustibles (-14,15%) en el periodo.

Como contracara de la baja en el índice general, los alimentos y bebidas continuaron la escalada, con un alza de 1,30%, impulsada entre otras cosas por el incremento de 25,46% de la leche larga vida.

El acumulado del rubro en 12 meses trepó a 14,72%, según los datos del IBGE.

LAS MEDIDAS DEL GOBIERNO DE BOLSONARO PARA BAJAR LA INFLACIÓN

Ante la suba de precios y la cercanía de las elecciones presidenciales en las que el presidente Jair Bolsonaro buscará la reelección, el gobierno brasileño promovió una reducción en impuestos estatales que contribuyeron a esa baja.

Asimismo, la compañía estatal Petrobras aplicó varios recortes después de que Bolsonaro cambiara por tercera vez a finales de junio a su presidente, tras críticas a la política de precios de la compañía.

Además, otra caída destacada en julio fue la de la energía eléctrica residencial (-5,78%), motivada por una reducción tarifaria e impositiva.