Brutal ataque homofóbico en pleno centro de Resistencia

0
596

El hecho trascendió a través de la cuenta de la red social Facebook de la víctima, Franco Ruiz, quien relata cómo fue salvajemente atacado y golpeado con piedras y baldosas en la vereda de calle Mitre, a pocos metros de la Casa de Gobierno.El diseñador Franco Ruiz fue víctima de un brutal ataque homofóbico, por parte un grupo de cobardes que lo golpearon en pleno centro de Resistencia

También cuenta cómo el efectivo de la policía que llegó a socorrerlo se negó a perseguir a los atacantes, invitándolo a trasladarse hasta la seccional correspondiente y realizar la denuncia.

Ruiz se encontraba en una fiesta de cumpleaños en el salón del Centro de Empleados de Comercio, ubicado en Mitre al 200, cuando fue insultado por un grupo de jóvenes en el exterior del lugar.

Más tarde, en los baños del salón donde se desarrollaba la fiesta volvió a sufrir agresiones e insultos homofóbicos.

Ya de madrugada, mientras se retiraba del lugar, Ruiz fue abordado desde atrás por uno de estos jóvenes, quien le arrancó un rosario, de mucho valor sentimental para él, dándose a la fuga en dirección hacia la Casa de Gobierno.

La víctima corrió tras su agresor pero luego de un par de cuadras fue alcanzado por una lluvia de piedras y baldosas que le arrojaban los demás jóvenes, en un cobarde ataque y, casi desvanecido recibió una brutal golpiza de puños y patadas.

Aturdido y sin poder moverse fue socorrido por su pareja y la policía, a quienes pidió perseguir a sus agresores y hacer algo al respecto pero la respuesta fue negativa y, desinteresadamente, lo invitaron a dirigirse a la seccional segunda para realizar la denuncia.

En su relato, Ruiz afirma que no piensa “culpar” a nadie de los hechos, que se considera afortunado de haber sobrevivido a “esta nefasta y brutal experiencia de violencia”, y hace un llamado “a la reflexión de todos los padres de esta sociedad para decirles que por favor que no eduquen a sus hijos con tanto odio, homofobia, violencia y resentimiento”, concluye.