Caso Roseo: Atraparon al último prófugo acusado de participar del homicidio

1
432

Luego de un trabajo de investigación de manera conjunta entre las policías de ambas provincias, en la se pudo detener a un sujeto de 39 años, por quien la justicia chaqueña requería su captura.

 

Los efectivos policiales de Investigaciones Complejas habían recibido la información que uno de los partícipes del doble homicidio ocurrido el 13/01/2011 y que estaría residiendo en la localidad de San Luis del Palmar, provincia de Corrientes. Por ello, se pusieron en contacto con los uniformados de la vecina provincia, para trabajar en forma conjunta y asi poder ubicar a esta persona.

 

Es asi que personal de la Comisaria San Luis del Palmar, demoró en intersección de las calles Rosario y Empedrado al sujeto buscado, de 39 años, de quien confirmaron su identidad mediante identificación por huellas dactilares en la División Antecedentes de la ciudad de Corrientes.

Sobre el hombre pesaba pedido de captura activo, a solicitud Fiscalía Investigación Penal Nº 1 de la localidad de Juan José Castelli, Chaco, a cargo de la Doctora Raquel Maldonado, en la causa caratulada como «Doble Homicidio en Ocasión de Robo», de quienes en vida fueron Manuel Roseo y Nélida Bartolomé, ocurrido el 13/01/2011, entre las 07:30 y 09:00 horas en calle España Nº 365 de la localidad de Juan José Castelli.

Por ello se prosiguen los trámites rigor a fin de proceder al traslado del causante hacia la provincia del Chaco.

El caso

 

«Manuel Roseo era toda una leyenda», dice el abogado Sergio Kleisinger, que asistió al mismo Roseo en los seis meses previos a su asesinato, cuando el hombre buscaba defenderse de estafadores que querían birlarle su propiedad. Los mismos que, al no lograr lo que buscaban por la vía de la estafa, urdieron un siniestro plan para acabar con él.

En la madrugada del 13 de enero de 2011, tres hombres ingresaron a la modesta casa en la cual vivía Manuel Roseo en Juan José Castelli, lo atacaron, lo redujeron, lo torturaron y finalmente lo asesinaron por asfixia. La misma suerte corrió su cuñada, que vivía con él. Se llamaba Nélida Bartolomé, y era la viuda de su hermano Luis Roseo.

Muy pronto se descubrió el móvil del crimen y a sus autores.

Fuente 21tv