Cruce sobre las brasas en honor a San Juan

0
93

La Comisión Organizadora de la Festividad de San Juan Bautista, de Villa San Martín de Resistencia, dio detalles de lo que será la celebración por el aniversario del cumpleaños del santo, la sexta edición de esta celebración, con el condimento especial del retorno a la presencialidad.

Mañana, en la víspera de la fiesta patronal, la propuesta comprenderá un paseo de artesanos, festival de música y danza chamamecera.

El mismo jueves, a partir de las 0, se realizará el tradicional cruce descalzo sobre las brasas y quema del muñeco. Durante la vigilia, que se extenderá hasta la medianoche, la comunidad ofrecerá servicio de cantina con platos de elaboración propia.

Los organizadores explicaron también que se contará además con servicios de emergencia con ambulancias de la Unidad Central de Coordinación de Emergencias Médicas de la provincia, unidad hidrante de la División Bomberos de la Policía del Chaco, baños químicos, seguridad perimetral por la Seccional Primera de la Policía del Chaco, seguridad en la cuadra, prevención comunal de delitos por la Policía Comunitaria Municipal y corte de calles por la Dirección de Tránsito Municipal.

Por otra parte, el viernes 24 será la tradicional procesión de fieles, desde las 19, que desembocará en una misa por San Juan Bautista, a las 20. La característica de este año es que la procesión será en automóviles y motocicletas, a diferencia de los anteriores años que se realizó a pie.

DEVOCIÓN POR SAN JUAN

La devoción a San Juan Bautista ante todo es para destacar su fe cristiana, ya que dio la vida por sus principios y fidelidad a Cristo y su Evangelio. Los rasgos principales de la Fiesta de San Juan son las fogatas, la quema del tradicional muñeco y la caminata sobre las brasas.

El tradicional paso por las brasas, o ’tatá yehasá’, tiene origen pagano por coincidir las fechas del nacimiento de San Juan Bautista con el solsticio de verano que se celebra en España, adorando al dios del sol, donde se prendían grandes hogueras y se saltaba sobre ellas.

Simultáneamente funcionaba una sala de primeros auxilios, pero siempre su actividad principal fue la catequesis instruida por sacerdotes salesianos. Los misioneros de la Congregación del Santísimo Redentor continuaron la obra hasta la actualidad como asesores de la comunidad con la premisa de ‘ganar a Cristo para el mundo‘.

EL PRESENTE

El cruce sobre las brasas que se practica el día 23 de junio, en vísperas de San Juan, es un fenomenal acto de fe porque afirma la tradición popular de que al que tiene firme su creencia el santo lo ’protegerá’ y pasará descalzo sobre un colchón de brasas al rojo vivo. ‘En todos los eventos está presente el fuego.

Es el signo que se toma para ejemplificar el ardor, el calor que viene del espíritu de Dios, el mismo espíritu que guiaba al santo para denunciar lo malo y el pecado del hombre y llamar a todos a la conversión, y comenzar una vida nueva‘, explicó a NORTE Teresa Guerrero, integrante de la Comisión organizadora del evento religioso.

‘Nuestra comunidad quiere rescatar todo lo que sirva para dar a conocer, a través de su patrono, el único camino de salvación que es Jesucristo. Los cristianos le piden los favores a Él, aunque en este día en particular a través de San Juan‘, sintetizó Guerrero.