Crimen en Villa Angela y terrible confesión: “Estábamos drogados con crack y él le pegó un fierrazo”

0
127

Este miércoles, una mujer de 54 años fue a trabajar a la casa de su empleador cuando lo encontró tirado en el suelo y sin vidaWalter Giacomel de 72 años sufrió minutos antes un fuerte golpe en la cabeza, luego los médicos determinaron que la muerte fue producto de un «traumatismo de cráneo grave con hundimiento y fractura de cráneo provocada por terceros con elemento contundente».

Es así que la División de Investigaciones Complejas de Villa Ángela, localidad donde ocurrió el hecho, comenzó a investigar el crimen ocurrido en la forrajería “La Buena Semilla”, ubicado en Boulevard San Martín casi esquina Alem.

Cuando la empleada doméstica encontró el cuerpo de Giacomel, inmediatamente avisó a sus hermanos quienes fueron al lugar y notaron el faltante de dos teléfonos celulares. Es por eso que los investigadores solicitaron a la empresa Personal el tráfico de las líneas pertenecientes al hombre asesinado.

Los dos celulares robados y recuperados 

De esta manera, lograron descubrir que el mismo día del crimen uno de los equipos fue utilizado en una nueva línea. La empresa proporcionó número y titular del mismo.

Con los datos confirmados, los agentes fueron a la casa donde estaría el teléfono robado y dialogaron con una mujer que les confirmó que tenía el teléfono y que el mismo se lo dio su sobrino conocido como “Mariachi”.

El objeto con el que le habrían provocado la muerte 

El joven de 22 años se encontraba en ese momento en la casa de su tía e indicó a quiénes les compró el equipo. En la sede policial, “Mariachi” confirmó lo que les había contado a los agentes en su domicilio y fue así que comenzó la búsqueda de dos sospechosos.

Cabe destacar que una de las líneas investigativas había determinado que el día del crimen un joven conocido como “Simpson” y otro como “Pepi”, ambos conocidos por distintos hechos delictivos, rondaron la zona donde fue encontrado muerto el comerciante.

Fue así que A.F.S. alias  “Simpson” de 29 años fue capturado, al verse rodeado por los uniformados comenzó a gritar que quien le entregó el teléfono fue “Pepi” para que él lo comercialice.

Con los datos previos y con la confesión de “Simpson” los agentes también detuvieron a J.A.G. alias “Pepi” de 26 años, quien según el informe policial reconoció el robo ante su defensor oficial.

“Reconoció haber participado del hecho pero que solamente su intención era robar y que no esperaba que Simpson golpee de atrás con un fierro a Don Walter, a quien ambos conocían, adujo que los dos estaban drogados con crack”, señala el informe policial al que accedió Diario TAG.

Tras los allanamientos, de la casa de los dos sospechosos se secuestró ropa, el otro teléfono robado al comerciante y el fierro con el que lo habrían asesinado.

¡Aviso de Facebook para la UE! ¡Necesitas iniciar sesión para ver y publicar comentarios de FB!