Denuncian maltrato a personal femenino en un banco privado

0
207

La presentación ante la dependencia provincial se efectuó luego de varios reclamos formalizados a instancias internas del Banco Macro, la entidad involucrada en el caso, que no tuvieron respuesta alguna. Ahora el gremio bancario sumó una carta documento dirigida al propietario de la entidad financiera, Jorge Horacio Brito.

Tensión y llantos

El primer planteo formal sobre la situación fue realizado por la Asociación Bancaria el 15 de noviembre de este año, en un correo electrónico enviado a la oficina central de recursos humanos del Macro.

Allí se denunciaba que el gerente de la sucursal Resistencia “tiene por hábito dirigirse a sus empleados, particularmente mujeres, utilizando un vocabulario procaz y soez, dejando de manifiesto su total falta de educación”.

El mensaje decía que la gota que colmó el vaso fue una reunión realizada por el gerente con el personal y en la que “profirió todo tipo de amenazas”, incluyendo nuevamente expresiones groseras, lo que dejó a varias trabajadoras llorando y al resto del personal sumido en un clima de tensión y angustia.

“En algún momento esta indignante situación iba a producir la necesidad de buscar que este maltrato permanente se termine, ya que provoca un clima laboral totalmente inestable, donde desarrollar el trabajo se convierte en una tarea totalmente insalubre”, advertía la comunicación sindical.

Ante la falta de novedades por parte del banco, el gremio reiteró sus reclamos el 1 de diciembre, y el 7 de este mes formalizó una presentación en la Secretaría de Derechos Humanos por “acoso laboral” contra el gerente de la sucursal Resistencia.

Allí el sindicato dice que el directivo “tiene por hábito en reuniones con el personal, en su mayoría mujeres, utilizar expresiones procaces y groseras, con trato humillante hacia ellas, que por temor y amenazas se ven obligadas a callar”.

Carta documento

El mismo día el secretario general de la Bancaria de Resistencia, Rubén Ruffino, envió una carta documento al dueño del Banco Macro, Jorge Brito, en la que reproduce los términos de la denuncia ante la Secretaría de Derechos Humanos “ante el silencio y la falta de intervención” del estamentos pertinentes del banco.

“Tomaremos las medidas gremiales que correspondan. No estamos dispuestos a consentir la vigencia de un funcionario que ya tiene antecedentes de este tipo de conducta en otras sucursales donde ejerció funciones”, añade el texto remitido al banquero.

Fuente diario norte

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here