Descubrieron que el ataud del bebé descuartizado estaba vacío y hay dos detenidos

0
319

A raíz de lo sucedido en las últimas horas, la justicia ordenó la detención del dueño de una funeraria y del encargado del cementerio en el que debía ser enterrado el pequeño que apareció mutilado en cercanías a Miramar.

El caso del niño que apareció tirado sin órganos cerca de Miramar conmocionó a todo el país por su gravedad y por lo macabro del accionar del o los responsables de dicha situación. Además, con el pasar de los días, se van conociendo nuevos detalles que hacen más complejo todo el entramado que rodea al tema.

Cabe destacar que, recientemente, los análisis al cuerpo lograron identificar al pequeño y se supo que se trataba de Matías Fernández, un menor de edad que falleció días antes de ser encontrado en la ruta, tras un accidente doméstico.

Ahora, la investigación tuvo un hallazgo relevante al descubrir que el servicio fúnebre que debía brindar el servicio de sepultura fue irregular y el ataud estaba violentado y vacío en el cementerio de Comandante Nicanor Otamendi.

El ataúd desenterrado estaba vacío y roto. Tras las averiguaciones pertinentes, resultaron detenidas dos personas: el dueño de la funeraria de la localidad de El Boquerón que prestó el servicio fúnebre a la criatura, un hombre de 66 años de apellido Della Satina, y el encargado del cementerio de Otamendi, de apellido López.

Según trascendió el hecho de que el féretro estuviese vacío y roto indicaría para los investigadores de la Fiscalía Descentralizada de General Alvarado, que el robo del cadáver se produjo en el cementerio.

En el operativo de este miércoles estuvieron presentes los papás de Matías Valentino Fernández, el niño que 11 días después de su muerte fue encontrado por un ciclista a la vera del arroyo La Totora con diversas mutilaciones y suturas en su cuerpo.

Efectivos policiales custodiaron el perímetro del sector 4 cementerio de Otamendi donde realizó el procedimiento. La tarea fue solicitada por la fiscal Ana María Caro tras la confirmación de los análisis de ADN que permitieron identificar, a una semana de la aparición del cuerpo, la identidad de la víctima.

Participaron fectivos del a policía comunal y de la Sub Delegación de Investigaciones de Miramar, en tanto que se pudo saber de la realización de tres allanamientos en el marco de la investigación:  en la funeraria de Boquerón, en la casa del dueño de la cochería en Mar del Plata y el tercero en la vivienda de un sepulturero de Otamendi.

Ambos detenidos, Della Satina y López, se encuentran detenidos en el marco de una nueva causa que intenta dilucidar la manera en que los restos salieron del cementerio e identificar a los responsables del quite órganos y mutilación posterior.

La criatura de 1 año y medio había muerto el 10 de marzo pasado tras atragantarse con una “bombucha”. Once días después, el martes 21, su cuerpo apareció mutilado a un costado de la ruta 11 entre las localidades de Miramar y Mar del Sud.

Fuente: TN24.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here