Donación de órganos: en 2018, dos chaqueños permitieron que 17 personas sigan viviendo

0
310

El responsable de INCUCAI en Chaco, Christian Dellera, se expresó sobre la aprobación en la Cámara de Diputados de la Nación la “Ley Justina, que establece que todas las personas mayores de 18 años sean donantes de órganos y tejidos, salvo que en vida dejen constancia expresa de lo contrario.

“Puntualmente lo que hay que resaltar es que es una ley que surge desde la sociedad, conociendo la realidad actual de que existe una amplia lista de espera y escases de órganos, sabiendo que el gran limitante es la tasa negativa”, señaló Dellera y aclaró que “tenemos 90 días para que se haga la publicación en el boletín oficial y a partir de ahí entraría en vigencia”.

“Hay una serie de ítems en cuanto a determinados lineamientos de la prioridad que van a tener los pacientes, tanto aéreo como terrestre, invitando a las empresas a que le den prioridad a algo que anteriormente era voluntario y quedaba a criterio de las empresas de transporte. Ahora es obligatorio”, expresó.

Además, “se establece que los hospitales tienen que tener un sistema de capacitación permanente y continua para los profesionales en todas las etapas del proceso. Anteriormente un operativo de donación quedaba a cargo de los profesionales del INCUCAI. Con toda la participación y colaboración ahora se le da más protagonismo y van a tener un rol mucho más activo en cuanto a la capacitación que, si bien ya se hacía, ahora está escrito por ley”.

Si bien la ley se refiere a los mayores de 18 años, Dellera explicó cómo es la situación de los menores de edad. “Conociendo la realidad actual, social, de que muchas de las familias son ensambladas, la ley establecía que para los menores de 18 años tenían que estar presentes y firmar la voluntad los dos padres. Hoy establece que estando uno presente ya es suficiente. Creo que eso también es un logro importante, achicar los plazos que tiene la Justicia para autorizar en casos de hechos violentos”, detalló.

“Hay una serie de modificaciones que pretenden que no se pierdan donantes por no haberse podido hablar en familia y que el ‘no’ que nos manifestaban por ahí era un ‘no’ mentiroso. Y a su vez que haya un estamento, tanto el sistema público como la sociedad, que esté a favor de la donación a partir de una participación mucho más activa”, precisó.

Sobre los lugares donde se puede hacer trasplantes en Chaco contó que “tenemos equipos de trasplantes públicos en el Hospital Perrando que es un equipo de trasplante de riñón y un equipo de huesos. Estamos en vía de volver a tener un equipo de trasplante de córnea. Y también tenemos un equipo de trasplante de huesos en el Sanatorio Güemes”.

Por otro lado, el encargado de INCUCAI en Chaco explicó que “a groso modo, todos podemos ser donantes, pero hay que saber que existen enfermedades que contraindican la donación, por ejemplo la mayoría de los cánceres, obviamente una persona con VIH, personas que tengan enfermedades infecciosas que sean infectocontagiosas”.

Asimismo, “la edad del donante también va a estar muy relacionada porque también tenemos receptores o futuros receptores de la misma edad, o sea, la edad no es un condicionante”, y, en este sentido, “otros nos dicen ‘tengo presión alta, no va a servir nada’, en esos casos posiblemente no sirva el corazón, al igual que si uno se infartó, o si una persona fuma no servirá el pulmón, pero eso no quiere decir que no sirvan los otros órganos. Todo depende del grado de salud o enfermedad que se tenga en el momento del fallecimiento y del tipo de posibles receptores que existan en la lista de espera”.

Dellera también reflexionó sobre aquellos que no quieren ser donantes. “Hay un montón de personas que se encuentran en lista de espera, aguardando justamente este milagro. Cuando la vida termina para uno, empieza para otro”, indicó.

“Muchas veces la voluntad de donación es una forma de ver de una manera distinta la muerte. Las familias lo sienten como que su familiar sigue viviendo en otra persona, es una pérdida, todas las pérdidas son difíciles, pero en este caso es una pérdida que puede ser en algo amortiguada porque saben que no se fue del todo. Mucho más cuando se trata de muertes trágicas a corta edad, entonces esta tragedia no fue en vano, va a seguir cumpliendo años en otro cuerpo”, manifestó.

Hoy tenemos más posibilidades de formar parte de una lista de espera que ser donantes, es una realidad, hoy vivimos más tiempo, los órganos se lastiman más, lamentablemente la única forma de corregirlos es a través de un trasplante. Podemos estar del lado de querer ser donante, pero también nos puede tocar estar del otro lado y necesitar que alguien nos done”, explicó.

“Los que estén en contra que se acerquen a alguno de los canales que ya están habilitados para manifestar su voluntad negativa, porque si no lo hacen así la ley establece que van a ser donantes”, señaló y continuó: “Hoy sabemos que la mayoría pensamos que la donación es buena, que es importante y que salva vidas. Si efectivamente hay alguien que dice que no es bueno, que no es importante y que no salva vidas, que se acerque y que lo escriba porque si no lo hace, vamos a hacer lo que decimos todos”.

LOS NÚMEROS

En cuando a los chaqueños inscriptos actualmente para ser donantes, Christian Dellera expresó que “tenemos aproximadamente 65.000 personas inscriptas que forman parte de los casi 3.000.000 que se inscribieron en el último año”, y contó que “en las últimas elecciones, tuvimos aproximadamente 1.000 personas que se inscribieron que forman parte de las otras tantas”.

“Muchas veces la gente piensa que inscribirse en un trámite engorroso y, sin embargo, se lo trata de hacer lo más fácil posible. Anteriormente se hacía solamente en un registro civil o acercándose al correo. Hoy se hace a través de una aplicación que uno la puede descargar en un celular, hay un código QR que uno lo puede apuntar y lo dirige directamente, o entrando en la página del INCUCAI, hay una solapa arriba a la derecha, en la que uno puede poner su voluntad de ser donante o no”.

Por otro lado, “hoy en lista de espera hay casi 140 personas esperando un trasplante. La lista más extensa, tanto en Chaco como en el país, es la lista de espera de riñón, hay casi 70 personas. Hay otras 230 que están en alguna etapa del proceso de inscripción”.

“Hay que tener en cuenta que un trasplante podríamos asumirlo como una cirugía, así como a uno le piden exámenes prequirúrgicos, en este caso también una serie de estudios que hay que completar para formar parte de una lista de espera”, explicó y resumió: “Hay 140 inscriptos que completaron todas las instancias, hay 200 en proceso. Sabemos que hay 600 personas en diálisis que en algún momento van a pasar a formar parte de esta lista de espera”.

En los seis meses que van del 2018, el encargado del INCUCAI en Chaco precisó que “hemos tenido dos donantes, uno pediátrico y un adulto”, y agregó: “Así como hemos tenido donantes, también hemos tenido familias que nos dijeron que no”, pero destacó que estos donantes “permitieron que 17 personas se puedan trasplantar con órganos provenientes de chaqueños”.

Además, contó que “el año pasado tuvimos siete donantes de órganos más dos de tejidos y casi 40 personas se pudieron trasplantar”.

“Todo está relacionado a toda la infraestructura del sistema sanitario de la detección de posibles donantes, el abordaje correcto de una familia. Uno siempre tiene que entender que una familia que dice sí a la donación es porque hubo toda una cultura previa de favorecer la donación, a partir de conversarlo, de tener el conocimiento y la información. Que tengamos más donantes habla de que somos una provincia que está trabajando a favor de la donación de órganos”, concluyó Dellera.

Fuente: DiarioTAG

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here