Donaron los órganos del niño que murió ahogado en una colonia de vacaciones y salvaron ocho vidas

0
248

El pequeño Nahuel González, de tan solo siete años, perdió la vida hace una semana luego de caer a una pileta en su primer día de actividad veraniega. Sus padres decidieron donar los órganos y el Incucai reveló que ocho personas fueron beneficiadas por el honorable gesto.

La historia de Nahuel causa sensaciones encontradas. Por un lado, la tristeza por su deceso es inevitable, más aun al tener en cuenta que posiblemente se podía evitar con mayores precauciones o cuidados. Por otro, genera emoción al saber que sus órganos lograron salvar a otras personas que esperaban una oportunidad más de vivir.

“Él tenía miedo de quedarse solo porque era el primer día en la colonia. Pero si yo me quedaba, no se iba a poder integrar con los demás chicos. En eso me dicen: ‘Vaya tranquila, mamá. Los padres no se pueden quedar’”, dijo Carolina, la mamá del niño.

También recordó que regresó a la institución deportiva esa mañana, ya que se había olvidado algunas pertenencias de Nahuel. Al llegar, solicitó verlo de nuevo: “En ese momento mi hijo me dio el último beso. Antes de las doce del mediodía, me llamaron del Prensa Club”, relató la mujer refiriéndose a la trágica noticia que recibió hace una semana en Tucumán.

Al confirmarse su muerte por un paro cardiorrespiratorio, luego de 24 horas del episodio, su mamá comentó: “Mi hijo ha sido un héroe, nació prematuro, de 30 semanas. Estuvo 45 días peleándola, seis meses en cama para que pueda nacer, y ahora estamos vacíos, vacíos sin nada”.

Inmediatamente después del fallecimiento de Nahuel, sus padres no lo dudaron y tuvieron una decisión clave.

“Vamos a donar los órganos para que mi hijo siga dando vida, para que estos infelices no la trunquen, para que siga vivo en otro lado”, afirmaron.

En ese sentido, mediante una publicación en la red social Facebook, se conoció el siguiente mensaje: “A pesar del dolor que tenemos por la perdida de nuestro amado hijo, queríamos compartir con ustedes la hermosa noticia que recibimos hoy. El director del Incucai nos transmitió que gracias a la donación de órganos de Nahuel hoy ocho vidas fueron salvadas. Son ocho familias que encontraron la paz“, comunicaron Carolina y Carlos, los padres del menor.

“Dios se llevó a nuestro Nahuelito al cielo, pero volvió como una bendición para nosotros y para todas esas familias que hoy calmaron su sufrimiento”, agregaron.

Ahora, la familia reclama justicia e irán hasta las últimas consecuencias para que el hecho no quede impune. La investigación puso en la mira a las autoridades del club y el personal del mismo, ya que algunos detalles serían comprometedores.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here