El 50% de los jóvenes manejan alcoholizados: En Chaco, apuntan a los padres como principales culpables

1
240

Un estudio de la agencia nacional de Seguridad Vial determinó que Argentina el 50% de los jóvenes de entre 16 y 30 años conduciría después de tomar alcohol. A pesar de que el 93% aumenta el riesgo de morir en un accidente y el 27% admitió que el último año manejó luego de haber tomado. La especialista en psicología de tránsito Araceli González nos explica por qué los jóvenes:

“La ley dice que a partir de los 18 años una persona recién puede sacar su licencia de conducir, es decir que estamos hablando de niños que están infringiendo dos cuestiones esenciales en el tránsito: conducir sin licencia y bajo efectos del alcohol”, comentó González.

“Ha habido una campaña pero me parece que no está surtiendo el efecto que nosotros esperábamos que tenga. Si no se controla y los jóvenes mantienen esta actitud, obviamente vamos a seguir teniendo personas lesionadas o muertas por siniestros viales”, añadió.

“La cuestión no es solamente controlar sino también hacer que el joven entienda cuales son las condiciones en las que debe conducir adecuadamente y si no quisiera, cuales son su consecuencias porque no hay una conciencia real de las consecuencias que atrae el alcohol… Es decir al consumir esta bebida, hay un montón de funciones del sistema nervioso que no van a estar adecuadamente funcionando. Eso es lo que hace que una persona sea joven o sea un adulto, no va a tener los reflejos por ejemplo y los tiempos de reacción van a ser diferentes, la visión también se va a ser alterada. Tenemos que hacerles ver qué es lo que sucede si una persona consume alcohol”, agregó.

“Nosotros creemos que la educación sigue siendo uno de los pilares para trabajar esta conducta vial. Trabajamos fuertemente en la educación de los adolescentes porque sabemos que la franja que más se muere en siniestros viales va  entre 15 y 30 años y son los que menos toman conciencia”, comentó por su parte, Domecq.

“Es una etapa de la vida en la que pensamos que el mal puede pasarle a otros y no nos puede pasar a nosotros. Yo creo que hay que trabajar fuertemente con los padres, hay que trabajar con ellos porque son ellos los que habilitan que muchas veces los jóvenes salgan en un auto sabiendo que van a tomar”, concluyó.

Fuente 21TV

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here