El comercio abre sus puertas, pero por la recesión económica “no se vende nada”

0
291

Luego de los anuncios efectuados a nivel local sobre el funcionamiento de la actividad comercial a las que se sumaron otras nuevas que se sumaron a las que venían funcionando con restricciones, en general generó conformidad en el sector. Desde la Cámara de Comercio manifestaron que “en general están todas las que habíamos solicitado” aunque reconocieron que “faltan algunas”.

Por otra parte, se indicó que “el panorama sigue siendo igualmente muy complejo para el sector” porque “abrir no es sinónimo de vender” y entienden que “antes hablábamos de la necesidad de créditos a tasa 0 y ahora estamos hablando de la necesidad de subsidios” como lo expresó, el presidente de la entidad Rodolfo Chebuhar.

En ese sentido, cabe señalar que luego de los anuncios efectuados la semana anterior por el intendente Bruno Cipolini recién en la jornada del martes, se pudo contar con la resolución que regula las actividades permitidas. En ese sentido, Chebuhar sostuvo “la habilitación de las actividades comerciales salieron con la firma de un acta compromiso” en la cual estos se comprometen a cumplir de manera estricta con las medidas preventivas sanitarias para funcionar”.

En cuanto a las actividades permitidas en esta nueva etapa de aislamiento destacó que “están todas las que habíamos solicitado en diálogo con las autoridades municipales” aunque admitió “restan resolver algunas otras que quedaron afuera hasta el momento” entre las que citó “gastronomía, gimnasios y eventos”.

BARBIJOS-A-MEDIA2.jpg
«La gente sale a la calle pero es poco el circulante de dinero que hay», dicen los comerciantes de la ciudad.

En ese sentido destacó “veremos qué es lo que ocurre, como sigue todo luego del cumplimiento de esta etapa próxima a concluir” aunque se habla de “una nueva extensión del aislamiento hasta el 26 aunque con algunos cambios”.

“Abrir no es vender”

El dirigente del sector comercial y de las pequeñas y medianas empresas aseguró por otra parte que “la situación sigue siendo muy compleja, ya se venía con una situación complicada y la parálisis por la pandemia la profundizó más“. En ese contexto definió “abrir no es sinónimo de vender”.

“No hay consumo, la economía no arranca y si bien se tiene la posibilidad de abrir y trabajar esto no quiere decir que se venda y se terminaron los problemas” agregó. Sobre esta cuestión reflexionó que “cuando las persianas están bajas, el consumidor está impedido de entrar, pero a la hora de la apertura se verifica la caída del consumo” agregó.

Poner en funcionamiento la economía

Por esto, el presidente de la Cámara de Comercio consideró que “es momento de poner en marcha la economía” porque la caída del consumo “es producto de la extensa cuarentena” y vaticinó que “seguramente poner en marcha la misma” dijo.

Consideró también que “el esfuerzo económico se hizo y seguramente se van a pagar las consecuencias y espero que haya servido de algo” remarcando que “lo peor que nos podría pasar es que el tiempo otorgado a la salud como prioridad no se haya aprovechado”.

Nueva etapa y acceso al crédito

Chebuhar consideró que “se bien otra etapa” y analizó los pedidos efectuados para brindar asistencia efectuados a los distintos estamentos del estado, sobre todo los relacionados con la asistencia económica para mantener las empresas y las fuentes de trabajo principalmente. “Primero eran los créditos a tasa baja, luego los de tasa cero para pagar sueldos y ahora llegamos a la necesidad de contar con subsidios” resumió.

Al ser consultado sobre cuáles fueron las posibilidades a esas operatorias por parte del sector lo definió con sarcasmo “Y, estamos en Argentina, donde los gobiernos son rápidos para sacar y muy lento a la hora de ayudar” graficando de esa manera las complejidades y burocracia que se deben sortear para acceder a una operatoria de ese tipo, en la que al final son muy pocos los que pueden lograr respuestas.

Fuente norte