El desafío de la integración: ¿por qué se celebra hoy el Día Internacional de la Discapacidad?

0
151

Alrededor del 15% de la población mundial tiene algún tipo de discapacidad y, según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), el número de personas con discapacidad está aumentando drásticamente. Esto se debe, entre otras causas, a las tendencias demográficas y al aumento de la prevalencia de enfermedades crónicas.

En la Argentina se estima que unas 5 millones de personas tienen algún tipo de discapacidad, el 55% son mujeres y 45%, varones, según datos de la Agencia Nacional de Discapacidad. Además, 8 de cada 10 están desocupados.

Los datos son contundentes: más del 87% de las Personas mayores de 14 años con Certificado Único de Discapacidad (CUD) no tiene trabajo en nuestro país. Dentro de ese universo, según el último anuario estadístico del Registro Nacional de Personas con Discapacidad, hay más 3.744 personas con CUD que busca empleo y no lo consigue, según un relevamiento de la Defensoría del Pueblo de la provincia de Buenos Aires.

Por otro lado, un estudio de la consultora Adecco, dado a conocer este año, mostró que queda mucho por hacer en lo que se refiere a la demanda laboral inclusiva: apenas 3 de cada 10 empresas actualmente incluyen personas con algún tipo de discapacidad en las áreas de trabajo, y más más del 60 % de esas organizaciones carece de programas y políticas que promuevan la incorporación de discapacitados.

En 1992, la Asamblea General de Naciones Unidas proclamó el día 3 de diciembre Día Internacional de las Personas con Discapacidad para fomentar una mayor integración en la sociedad de las personas con discapacidades. En la Argentina, desde el año 2000, cada 3 de diciembre de celebra el Día Nacional de las Personas con Discapacidad (Ley 25346), a fin de promover conductas responsables y solidarias sobre sus derechos.

La discapacidad es un término general que abarca las deficiencias, las limitaciones de la actividad y las restricciones de la participación según lo define la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Según la Clasificación Internacional de Funcionalidad (CIF), los problemas del funcionamiento humano se agrupan en tres categorías vinculadas entre sí:

  • Deficiencias: son problemas en la función corporal o alteraciones en la estructura corporal, a menudo identificadas como síntomas o señales de condiciones de salud, por ejemplo, parálisis o ceguera.
  • Limitaciones de la actividad: son dificultades para realizar actividades; por ejemplo, caminar o comer.
  • Restricciones de participación: son problemas para participar en cualquier ámbito de la vida; por ejemplo, ser objeto de discriminación a la hora de conseguir empleo o transporte.

Desde el jueves 25 de noviembre hasta este viernes 3 de diciembre, se celebra por primera vez en Argentina, la Semana De la Inclusión, instituida por la Agencia Nacional de Discapacidad (ANDIS), con el objetivo de promover acciones concretas de difusión y concientización para la sociedad sobre el rol que debe tener el Estado para garantizar la participación plena, activa y efectiva de las personas con discapacidad en la vida diaria.

Fuente: Infobae