El Dr. Luis Obeid da recomendaciones sobre la práctica de deportes y actividad física en los jóvenes

0
385

Bien sabemos que el deporte es salud. Es por esto que es importante que los jóvenes hagan actividad física de forma equilibrada, que el ejercicio se convierta en un hábito diario, es esencial para el crecimiento, el desarrollo y la salud de los jóvenes facilitando el buen funcionamiento de los diferentes órganos y sistemas del cuerpo. La actividad física regular mejora la capacidad cardiovascular, la resistencia, la flexibilidad y la densidad ósea. Además de ayudar a mantener un peso saludable mejora la autoestima, el rendimiento escolar, el bienestar emocional y cognitivo, es decir, contribuye al mantenimiento de un “buen estado general de salud”.

Hacer deporte de manera habitual ayuda a los jóvenes en el desarrollo físico, mental y a relacionarse con las demás personas. Mediante la creación de buenos hábitos en la infancia y la adolescencia la actividad física ayuda a reducir algunos factores de riesgo para enfermedades como la hipertensión, problemas cardiovasculares,obesidad,diabetes y osteoporosis. Los jóvenes físicamente activos son menos propensos a fumar, consumir alcohol u otras drogas. Pero en la actualidad los adolescentes son menos activos que antes ya que pasan mucho tiempo viendo televisión, jugando con videojuegos, con el celular o con la computadora. Aunque estas actividades puedan ser educativas y estimulantes intelectualmente, es importante que los jóvenes no descuiden su actividad física para que puedan desarrollarse y crecer sanos. La actividad física y el deporte, asociados a buenos hábitos alimentarios, son importantes para sentirse en forma y para prevenir enfermedades.

Por regla general los adolescentes deben hacer entre 30 a 60 minutos de actividad física cada día, no significa necesariamente que tengan que hacer ejercicios complicados o ir al gimnasio diariamente, lo bueno es que esos 30 a 60 minutos se pueden dividir en períodos de actividad física más cortos distribuidos a lo largo del día.

Es importante que los jóvenes elijan un estilo de vida activo desde temprana edad, ya que el sedentarismo puede causar enfermedades graves en el futuro.

Fomentar esta forma de vida saludable no es complicado, solo toma en cuenta las siguientes 15 recomendaciones para iniciarte o mantenerte en una practica de ejercicio o deporte, de manera efectiva y segura en el verano:

  1. Elige el programa de ejercicio o deporte que más se ajuste a tus gustos, características y necesidades.
  2. Hazte un reconocimiento médico físico-deportivo antes de empezar.
  3. Es preferible que comiences con una actividad guiada por un preparador físico o entrenador.
  4. Utiliza ropa y calzado adecuados. Es aconsejable llevar vestimenta y calzado ligeros, de colores claros, preferiblemente de algodón y que faciliten la transpiración y así lograr reducir el calor corporal.
  5. Hidrátate bien: bebe agua antes, durante y después del ejercicio. Frente a las altas temperaturas, es indispensable prevenir la deshidratación derivada del exceso de sudoración. Para ello es necesario reponer líquidos de manera constante y no esperar a tener sed para beber agua. De esta forma previenes un golpe de calor.
  6. Comienza todas tus sesiones con un calentamiento previo. Realiza ejercicios de movilidad articular y ve incrementando progresivamente la intensidad de tu entrenamiento.
  7. Realiza entrenamiento de la fuerza muscular porque previene la sarcopenia, la osteoporosis y mejora tu capacidad funcional.
  8. Baja la intensidad del ejercicio un poco antes de finalizar.
  9. Realiza estiramientos después de tu sesión de ejercicio físico.
  10. Combina el ejercicio con una dieta equilibrada para regular tu peso corporal. No hagas comidas abundantes, pero siempre come algo antes de comenzar la actividad deportiva, al menos entre 90 y 120 minutos antes. Consume unas cinco piezas entre fruta y verdura al día. Te aportarán hidratación, vitaminas, minerales y fibra, y si puedes sigue los consejos de un nutricionista.
  11. En verano hay que evitar hacer ejercicio físico en las horas centrales del día, es decir, entre las 12.00 y las 17.00 horas. Es preferible hacerlo a primera o a última hora del día.
  12. Cualquier lugar puede ser bueno para hacer ejercicio (centros deportivos, gimnasios, parques, zonas verdes, la playa…).
  13. Si realizas deporte al aire libre ponte protección solar. Existen protectores solares específicos para deportistas que resisten mejor al sudor y al agua. Además, si vamos a estar expuestos al sol durante espacios prolongados de tiempo es recomendable llevar una gorra y gafas protectoras.
  14. El ejercicio físico debe ser parte de tu estilo de vida durante todo el año. Debes realizarlo un mínimo de entre tres y cinco sesiones a la semana, y debe ser diseñado y controlado por un preparador físico que lo adaptará a tus características y necesidades y planificará contigo los objetivos, ayudándote a motivarte y a aprender de tus entrenamientos. Obtendrás así beneficios físicos, psíquicos y sociales, y una mayor salud y calidad de vida.
  15. Consigue un compañero de entrenamiento, de esta forma evitas el aburrimiento y la perdida del interés por hacer deportes, además de que se motivaran mutuamente para lograr metas y objetivos.

 

 

Y recuerda: el ejercicio físico es la medicina más barata. Así que, que estas esperando para comenzar a practicar deportes?

Son los consejos del Dr. Luis Obeid (Diputado de la Provincia del Chaco).

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here