El Dr. Obeid sobre las donaciones de Órganos: Vos también podés donar Vida

0
497

La donación de órganos puede ser tabú para muchas personas, pero según estadísticas, en 2017 se batió récord en las inscripciones de donante, ya que se agregaron más de 190 mil personas al registros. Sin embargo la lucha debe seguir.

Hubo muchos casos, personas que trataron de concientizar como en el caso de Justina, la nena de 12 años que esperaba un corazón quien tristemente abandonó la lucha y nos dejó el sabor amargo de una derrota que quizás algún día podamos ganar, otro caso muy conmovedor fue el de Alma Delfina Gianoli Rivas, tenía 3 añitos y necesitaba con urgencia un trasplante cardíaco. Su estado era grave y necesitaba un corazón para seguir viviendo. Un corazón que nunca llegó. El de Fernando Almeida de Corrientes, un joven de 13 años que tuvo el mismo desenlace.

Casos como éstos abundan en la realidad y es nuestro deber hacer algo por estas almitas que luchan por una esperanza de vida.

La donación de órganos toma órganos y tejidos sanos de una persona para trasplantarlos en otras. Los órganos de una persona donante pueden llegar a salvar o ayudar, en el mejor de los casos hasta 50 personas. Los órganos que se pueden donar incluyen:

Órganos internos: riñones, corazón, hígado, páncreas, intestinos, pulmones
Piel
Hueso y médula ósea
Córnea
La mayoría de las donaciones de órganos y tejido ocurre cuando el donante fallece. Pero algunos pueden ser donados en vida.

Los donantes pueden ser personas de todas las edades y orígenes. Si es menor de 18 años, sus padres o su tutor deben autorizarlo a ser donante. Si es mayor de 18 años, puede indicar que desea ser donante firmando una tarjeta de donantes. También puede comunicarle sus deseos a su familia.

Un punto importante es recordar la confidencialidad de los datos y el anonimato en la donación. Cuando se da el sí, es un sí gratuito, solidario, voluntario y sólo se asignan los órganos en función de los criterios médicos. La sociedad, frente a un pedido, no puede más que hacerse donante. Está mal dicho el «voy a donar» tal órgano para tal persona, porque ésto no funciona de ésta manera.

Hay mucho desconocimiento. También se habla de un orden de lista. La realidad es que no hay un primero. Depende del donante, de los criterios de asignación de órganos cuando aparece un potencial donante. Varían según el grupo sanguíneo, compatibilidad inmunológica, tamaño del órgano, condición en que se encuentra el receptor, si está más estable o más grave. Se trata de asignar los órganos de la manera más equitativa y justa según fuentes del INCUCAI.

 

 

Preguntas comunes:

¿Quiénes pueden ser donante de órganos?

La donación depende de las características del fallecimiento. Llegado el momento, los médicos determinan cuales son los órganos y/o tejidos aptos para trasplante. Para poder donar órganos, la persona debe morir en la terapia intensiva de un hospital. Sólo así puede mantenerse el cuerpo artificialmente desde el momento del fallecimiento hasta que se produce la extracción de los órganos. En el caso de los tejidos, no es necesario que la muerte se produzca en una terapia intensiva.

Luego del fallecimiento de una persona ¿la familia puede informar sobre su voluntad de ser donante?

Sí. Esta información es de gran importancia, sobre todo en el caso de la donación de córneas, que pueden extraerse a las personas fallecidas en su domicilio hasta varias horas después del deceso. El familiar debe comunicarse directamente con el INCUCAI o con el organismo jurisdiccional correspondiente.

¿La donación de órganos modifica la apariencia de la persona fallecida?

No. Los órganos se extraen mediante un procedimiento quirúrgico que no altera el aspecto externo del cuerpo, que es tratado con suma consideración y profundo respeto.

¿Cómo se distribuyen los órganos donados?

Existe una lista de espera única en todo el país para cada tipo de órgano, controlada y fiscalizada por el INCUCAI. La asignación de órganos y tejidos se hace exclusivamente en base a criterios médicos objetivos: la urgencia según la gravedad del paciente, la compatibilidad entre donante y receptor, la oportunidad del trasplante, el tiempo en lista de espera y demás criterios médicos aceptados. Este sistema asegura la equidad y transparencia en la distribución.

¿Cuál es la posición de las religiones en relación a la donación de órganos?

La mayoría de las religiones se han pronunciado a favor de la donación de órganos y tejidos como un acto de solidaridad con la comunidad.

¿Se pueden donar órganos en vida?

Sólo ante una necesidad extrema, frente a la falta de donantes cadavéricos, se plantea la posibilidad del donante vivo, debiendo existir un vínculo familiar de acuerdo a la legislación vigente. Esta alternativa se refiere únicamente al caso de trasplantes renales y hepáticos. El órgano más común que se dona en vida es el riñón, ya que una persona puede desarrollar una vida normal con un solo riñón en funcionamiento. Parte del hígado también puede ser trasplantado. La donación de órganos entre familiares está permitida exclusivamente cuando se estima que no afectará la salud del donante y existan perspectivas de éxito para el receptor.

Como Ser Donante

Podés expresar tu voluntad sobre la donación de órganos a través de los siguientes canales:
Registrándote a través de la web del INCUCAI (Leer más).
Llamando a la línea telefónica gratuita del INCUCAI, 0800 555 4628 (INCU).
Asentándolo en el momento de tramitar el nuevo Documento Nacional de Identidad.

Donar es salvar Vidas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here