El exintendente acusado de corrupción pide la eutanasia y promete donar sus órganos

0
559

En su manuscrito, Heffner, que está detenido desde agosto de 2018 en la causa Lavado III que investiga la justicia federal, expresa un desgarrador relato de la situación que está atravesando en un contexto de privación de su libertad y cuestiona que dirigentes de otros municipios del departamento General Güemes están libres, quienes también estarían involucrados en la investigación de fondos de obras públicas.

“Hoy tengo 66 años y parezco de 80, hoy el encierro me causa estrés y tengo varias enfermedades, columna, rodilla, tobillo, próstata, cataratas, mareo, hipertensión, entre otras enfermedades, tengo todos mis bienes inhibidos, máquinas secuestradas y sigo privado de mi libertad” , expresó.

La carta tiene 5 hojas y llegó a los medios a través de un amigo personal del exintendente que lo visita frecuentemente. Tras describir su trayectoria en la vida privada y en la función pública durante casi cuatro periodos consecutivos, Heffner plantea lo que define como “un último pedido” a las autoridades judiciales.

“Le pido encarecidamente por favor esta solicitud, es mi elección y bajo este documento decido donar todos mis órganos (si es que técnicamente es posible) para las personas que viven 1º en Villa Rio Bermejito, 2º a las personas que lo necesiten del Departamento Güemes, 3º para personas del Chaco y 4º dentro del territorio Argentina”.

Agrega que “me quedan 7 años de vida si la suerte está de mi lado según el promedio de vida en la Argentina. Les pido a las autoridades máximas judiciales a que se ejecute la eutanasia por elección de Lorenzo Heffner DNI: 10.735.371, nacido el 03-05-1953, solicito se me aplique anestesia y una vez bien dormido se aplique una de Furadán o similar para no despertarme más”.

Finalmente solicitó a los medios “se publique este escrito por la prensa, televisión y redes sociales, entiendo que mi ausencia será para evitar gastos de esta unidad carcelaria y pido por el monto que se ahorra en recursos sea destinado a comedores más necesitados, 1º en Villa Rio Bermejito, 2º en Juan José Castelli” y recalca que “esta elección es solo mía, es decir que mi abogado no tiene intervención”.

Lorenzo además nombra personas que no fueron citadas por la justicia federal ni siquiera a declarar, entre los nombrados figuran varios funcionarios de la actual y de la anterior gestión, tanto provincial como nacional.

LA DESTITUCIÓN

“En el 2018 me destituyeron del cargo de intendente en un asombroso acto de la Cámara de Diputados del Chaco, no encuentro explicación alguna que justifique esta destitución tanto para intendente y a todos los concejales. Creo que tendrán que dar razonables explicaciones al pueblo de Villa Rio Bermejito por esta insólita decisión”, cuestionó.

Con relación a su gestión de gobierno, explicó que “al momento de mi destitución, la Municipalidad estaba totalmente en orden, funcionaban todos los servicios y los sueldos al día y con fondos disponibles de más de 3 millones de pesos en caja bancaria”.

Agregó que “el municipio se administraba con estricto control y responsabilidad, se realizaron obras como nunca se han hecho, de 605 hectáreas se amplió a 2.200 hectáreas el ejido municipal. En mi gestión se realizaron viviendas urbanas y rurales, ampliación del camping con obras de estructuras, playones deportivos totalmente cubiertos, plazas, SUM, registro civil, pavimentación”.

Con relación a su actividad privada, explicó que “he vendido un campo de 150 hectáreas, cuyos fondos fueron destinados para la compra de una planta de hormigón, más una propiedad para negocios de almacén, más materiales de construcción . Como la hormigonera funcionaba con éxito pude comprarme 2 plantas más de hormigón para instalarlas en Castelli y Avia Terai, agrandar el local comercial y maquinarias varias como se declara en la declaración jurada de ética pública de un funcionario público, en la escribanía general del gobierno, debo hacer notar que el dinero secuestrado, los $3.200.000, es un cobro reciente por la venta de hormigón, el cual era para pagar sueldos y para pagar AFIP”.

carta.jpg
Una de las páginas de la carta a puño y letra que redactó el exfuncionario de Villa Río Bermejito, acusado de corrupción y lavado de activos.

Heffner aseguró que “nunca tuve ningún auto de alta gama así como hablan, como sí tiene otra persona que antes trabajaba conmigo en el municipio” y sostuvo que las viviendas que están siendo investigadas en su mayoría fueron ejecutadas.

“La mayor parte fueron ejecutadas por cooperativas de trabajo. Las obras de viviendas, pavimentos, etcétera, las gestionó el secretario del municipio José Hipperdinger, Fredi Carauni y Domingo Peppo, en aquel entonces a cargo del Instituto de Vivienda, yo no tengo idea de dónde queda el organismo que financiaba estas obras, recuerdo que ellos viajaban mucho a Buenos Aires para gestionar estas obras, meses o años más tarde Hipperdinger renuncia al cargo de secretario del municipio, alegando tener mucho trabajo con otros municipios del Chaco como Pampa del Indio, Roca, Castelli, Miraflores, Fuerte Esperanza, la Tigra, entre otros”, planteó.

Además precisó que “yo siempre controlaba las obras en Villa Rio Bermejito, y era una lucha constante que cada obra se termine, el presupuesto ya venía preestablecido por Nación, al municipio le costaba culminar las viviendas que estaban dispersas hasta 90km de distancia, esto se encarecía hasta un 30% más, debido al flete y logística del personal”.

Para saber si todas las obras de viviendas estaban hechas se presentó toda la ubicación con georreferencia, nombre y apellido de cada beneficiario, eso se puede corroborar desde Google actualizado desde internet. 

“Primero la destitución de intendente y después me detuvieron, no entiendo el delito del que se me acusa, y aún sigo preso, aunque haya presentado todas las obras hechas por el municipio, destacó entre otros varios puntos”, concluyó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here