El kilo de pan se venderá a $130 en 80 panaderías de la provincia, anunció el Gobierno

0
143

El kilo de pan se venderá a 130 pesos en 80 panaderías y se espera la incorporación de más comerciantes. «Con esta iniciativa aseguramos previsibilidad y certidumbre, y cerramos un círculo virtuoso porque tenemos un esquema de consumo que fortalece toda la cadena de valor con industrialización en origen», dijo Capitanich.

Como parte del programa Precios Acordados que fija referencias en la canasta básica alimentaria, el Gobierno provincial y el Centro de Industriales Panaderos acordaron actualizar el precio del kilo de pan a $130. El gobernador Jorge Capitanich y el ministro de Industria, Producción y Empleo, Sebastián Lifton, rubricaron el convenio junto a Alejandro López, presidente de la entidad que nuclea a 73 socios en toda la provincia.

“Con esta iniciativa aseguramos previsibilidad y certidumbre tanto para los comerciantes como para los consumidores en el precio del pan, un bien esencial en la canasta alimentaria de cada chaqueño y chaqueña”, dijo el gobernador en relación a este nuevo acuerdo que, si bien establece una referencia hasta el 31 de diciembre, habilita revisiones trimestrales.

A través del Ministerio de Producción, el Ejecutivo provincial hará también un importante aporte de harina para disminuir los costos de elaboración, la gran mayoría de producción local. “El 80% del abastecimiento total será del Molino Cañuelas, que procesa el trigo chaqueño. De esta manera cerramos un círculo virtuoso y positivo, porque tenemos un esquema de consumo que fortalece toda la cadena de valor con industrialización en origen”, resaltó Capitanich.

Alejandro Lopez insistió en que al contar con la ayuda del Gobierno para adquirir harina, la calidad del producto no disminuirá y podrán ofrecer un precio diferenciado en los 80 puntos de venta que hasta el momento son parte del programa. El centro de industriales se comprometió a incentivar la participación de sus miembros y a incorporar nuevos socios para aumentar la cantidad de panaderías involucradas.

Además, el Gobierno hará mejoras edilicias en la sede de la entidad y la acompañará con formación de oficios y capacitaciones permanentes, siempre con el objetivo de continuar apoyando la recuperación del sector panadero y seguir potenciando la red de proveedores locales.

También participó la subsecretaria de Comercio Exterior y Defensa de la Competencia, Ludmila Voloj; el jefe de la planta de Molinos Cañuelas de Resistencia, José Cilio; y por el Centro de Industriales Panaderos, su secretario Ricardo Eiden y su tesorero Walter Liba.