El STJ confirmó la primera condena lograda en el Chaco por tentativa de femicidio

0
324

El Superior Tribunal de Justicia rechazó el recurso de casación interpuesto por los defensores de Cazal Ortiz quien fue condenado a 20 de años de prisión, por homicidio doblemente agravado por el vínculo y femicidio en grado de tentativa, hecho ocurrido el 1º de julio de 2016. Es la primera sentencia que se plasma en materia de violencia de género, mediante una estrategia planteada por el entonces abogado querellante Pablo Vianello-el mismo del caso Mayra Benítez -que hace pocos días logró que la causa siga en el fuero ordinario y que se investigue como femicidio y no como presunta trata de personas.

De esta manera, el máximo tribunal confirma la pena de la Cámara Primera en lo Criminal de Resistencia, contra Cazal Ortíz. El fallo al que accedió NORTE del 11 de abril menciona: “Rechazar el recurso de casación interpuesto por la defensa, con costas” y fija los honorarios de los defensores Sebastián Quiroga y María José Fuentes Criado, que asumieron luego de la sentencia, únicamente para lograr revertir la sentencia condenatoria que se escuchó en la sala de avenida San Martín 66. De esta manera el fallo corresponde a los ministros del STJ, María Luisa Lucas (presidenta) y la vocal Emilia María Valle.

Por unanimidad los jueces de la Cámara Primera en lo Criminal de Resistencia, resolvieron condenar a 20 años de prisión al taxista Germán Cazal Ortiz que apuñaló múltiples veces a su exmujer Luciana Romero, frente al Hogar Madre Teresa de Calcuta, en la avenida 9 de julio y calle 1. Fue la primera vez que la Justicia del Chaco dio por acreditado el delito tentativa de femicidio tras siete audiencias donde se ventiló el caso ocurrido en 2016 y que conmocionó al país tras la difusión de NORTE.

En aquel juicio, las juezas Glenda Vidarte, Lucía Casas de Sanchis y Alicia Cáceres por unanimidad dieron por acreditado el delito de tentativa de femicidio (es el primer fallo en la provincia) y condenaron a 20 años a Cazal Ortiz, pena que había requerido el fiscal de Cámara Jorge Fernando Gómez. La querella a cargo de Pablo Vianello pidió 23 y el defensor Julio Quiñones entendió que el acusado había cometido «lesiones leves» a su expareja de 27 años y madre de una nena que tuvieron junto al agresor.

El tremendo hecho sucedió el 1 de julio de 2016, cuando el hombre en su radiotaxi embistió al auto donde iban Luciana y su padre Agustín. En una pelea en la calle y porque a Cazal Ortiz se le rompió el cuchillo, la mujer no terminó muerta, además de la intervención de los transeúntes que lograron reducir al atacante hasta que llegó la policía.

Fuente diario norte

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here