Entraron a robar a la casa del ex secretario de DDHH Juan Carlos Goya y maniataron a su hija: hay dos detenidos

0
104
En el día domingo, dos hombres entraron a robar a la casa del ex secretario de Derechos Humanos, Juan Carlos Goya, donde amenazaron y maniataron a la hija y a su yerno que lo golpearon. Al momento del robo, Goya no se encontraba en su residencia.
Los delincuentes se dieron a la fuga en un auto modelo Corolla y se llevaron la suma de $150.000.
Hoy a las 12:40 aproximadamente, los efectivos policiales luego de realizar un operativo, lograron detener a dos hombres que habrían estado involucrados en el robo con privación ilegítima de la libertad que sufrió el ex funcionario en su domicilio.
Por la información con la que constataban los policías, sabían que el vehículo circulaba por el microcentro de la ciudad de Resistencia, ante esto, procedieron a la aprehensión de un ciudadano de 37 años.
Luego de detener al sospechoso, también secuestraron el auto modelo Corolla, dos relojes color negro, un collar, dos pulseras de acero quirúrgico, un celular marca Samsung modelo A31 color blanco, otro Samsung modelo J5 color negro y un machete.
Minutos más tarde, otra comisión de investigadores logró visualizar en la calle Obligado al 900 aproximadamente a quien sería el segundo auto del delito y procedieron a detenerlo.
Finalmente, los policías trasladaron a los detenidos al Departamento de Investigación Complejas como así también el vehículo secuestrado.
En dialogo con Alerta Urbana, Goya atribuyó el hecho a su declaración en el marco de la causa Caballero III: «Asocio absolutamente a esto a mis declaraciones en el día de ayer encontra del oficial Casco y otros torturadores en el marco de la Causa Caballero III.  La profesionalidad con la procedieron en este hecho, me marca que no son delincuentes comunes”.
«Quiero dejar resaltado y que se tome las medidas pertinentes, le pido expresa participación a la ministra de seguridad de la provincia ya que la policía actuó pesimamente. Ni siquiera se me tomo el número de teléfono que le robaron a mi hija que tiene GPS, eso pudo ser de utilidad para tratar de encontrar con la ubicación de los criminales”, agregó Goya.
Manifestando su fastidio también destacó que: “no se tomó nota si había cámaras de seguridad en el barrio o en las veredas, ni tampoco se procedió a interrogar a los vecinos de una verdulería cercana que había visto más o menos lo que estaba pasando”.
“Recién, a partir de un llamado mío al jefe de la policía fue que mandaron la presencia de Investigación y Criminalística para tomar huellas digitales”, dijo el ex secretario.
Finalmente, el ex funcionario expresó temor por su familia: “Mis familiares están bien, pero uno quiere llegar al fondo de esta situación. Temo por la integridad física de mi familia».