Este es el matrimonio vinculado a «Los Monos» detenido en Chaco y por el que ofrecían $1.000.000

0
234

Lorena Guadalupe Melgarejo y Claudio Andrés Casco son un matrimonio santafesino que estaba prófugo hacía más de dos años por una causa federal que investigó el hallazgo de una avioneta que en febrero de 2020 se estrelló en un campo de Naré, en el departamento San Justo, con un cargamento de 200 kilos de marihuana proveniente de Paraguay.

El titular de la Fiscalía federal 2 de Santa Fe, Walter Rodríguez, le atribuye al matrimonio santafesino haber organizado “actividades relativas al tráfico de estupefacientes” en la ciudad de Santa Fe y alrededores desde 2017 hasta la actualidad y haber puesto en circulación “bienes provenientes de actividades vinculadas al tráfico ilícito de estupefacientes, con la consecuencia posible de que adquieran apariencia de licitud”.

 

También sobre el matrimonio pesa una causa por lavado de dinero con sociedades anónimas simplificadas, una figura legal creada por el macrismo que sirvió para inyectar dinero sucio a la economía legal.

 

En octubre del 2020, el Ministerio de Seguridad de la Nación ofreció $1.000.000 de recompensa para quien aporte datos sobre el paradero de los sospechosos.

 

El allanamiento se produjo en horas de la tarde en las calles Moreno y Santa María de Oro.

 

En mayo de este año, el titular de la Fiscalía federal 2 de Santa Fe, Walter Rodríguez, pidió la detención e indagatoria de Lorena Guadalupe Melgarejo y Claudio Andrés “Pulga” Casco como organizadores de tráfico de estupefacientes y lavado de activos.

 

 

La pareja detenida ayer en Resistencia habría comprado una propiedad en la localidad de Sauce Viejo, ubicada en Estrella Federal 3017, que le fue concedida en 2017 por el hijastro de Luis Paz, Emanuel Maximiliano “Enano” González, a quien hallaron muerto a finales del año pasado en la cárcel de Coronda donde estaba detenido como miembro de la banda que dirigía el ex jefe policial Edgardo Baigoría, también condenado.

 

Además de esa propiedad, el funcionario del Ministerio Público Fiscal (MPF) agregó que ese mismo año el matrimonio adquirió dos autos, un Renault Fluence y un Ford Focus, por un valor superior a los 300 mil pesos. Tanto la propiedad como los vehículos fueron obtenidos, según Rodríguez, “disimulando la verdadera condición de propietarios”.

 

Por esa razón, también pidió la indagatoria de Javier Eduardo V., bajo sospecha de que produjo un aporte criminal necesario en la maniobra de lavado de activos del matrimonio al haber “prestado su nombre” en la adquisición del automóvil Ford Focus.

 

El fiscal pidió que ese vehículo sea decomisado, al igual que la propiedad inmueble de Sauce Viejo, en la que figura un bosquejo de escritura donde el titular registral González efectúa a favor de Lorena Guadalupe Melgarejo y Claudio Andrés Casco.

 

 

Dentro de la causa por narcotráfico que se inició con la avioneta llena de marihuana, se había librado en abril de 2020 un pedido de captura nacional e internacional para Claudio Andrés Casco, de 45 años, y Lorena Guadalupe Melgarejo, de 43. En octubre de ese año, el Ministerio de Seguridad de la Nación ofreció un millón de pesos de recompensa para quien aporte datos sobre el paradero de los sospechosos.

 

En esa causa, el matrimonio estaba siendo investigado por su presunta participación en el episodio de la avioneta, pero un año más tarde, en marzo de 2021, Rodríguez inició una nueva investigación contra ellos por “la presunta existencia de una organización criminal integrada por un conjunto de personas y dirigida por los prófugos” destinada a llevar a cabo maniobras compatibles con el tráfico y comercialización de sustancias estupefacientes en diferentes puntos de la provincia de Santa Fe.

 

En esa pesquisa, el fiscal menciona que Lorena Melgarejo posee un extenso grupo familiar y menciona a cuatro de ellos por no tener ingresos económicos declarados pero asegura que reciben dinero “de forma frecuente”.

 

 

Según esa investigación, en la que menciona escuchas telefónicas llevadas a cabo por la Policía Federal Argentina, tanto Lorena como su pareja «Pulga» lideran una organización ilegal cuyos roles están bien distribuidos: por un lado el matrimonio, que imparte directivas, y por el otro los que ejecutan esas órdenes “de manera incuestionable”.

 

En esa estructura, y según las escuchas, a Lorena se la menciona con los apodos de “la tía”, “la lore”, “la loca”, en lo que el fiscal Rodríguez define como “una clara maniobra de seguridad tendiente a preservar la identidad de la mujer, en razón de encontrarse prófuga de la Justicia”.

 

Por último, para el fiscal hay un otro episodio “que permite observar otras notas características del accionar de Casco y Melgarejo” a partir de un hecho violento “acaecido muy recientemente” en Santa Fe. Se refiere al homicidio de Gonzalo Joaquín “Pandu” Ojeda, a quien mataron el 13 de marzo pasado en la puerta del boliche La Loca de la capital provincial. Según el fiscal, el crimen se cometió en el marco de un enfrentamiento entre bandas que se disputan territorio, lo que se desprende de un particular testimonio conocido tras ese homicidio.

 

fuente ;

// Con información de El Ciudadano Web

21 TV