Fallo inédito en la provincia: inhabilitaron por 10 años a un médico por la muerte de una paciente por «mala praxis»

0
203

El 14 de abril de 2017, Cecilia Aquino fue hasta el Centro Médico Quirúrgico ubicado en la avenida 9 de Julio al 1698 donde fue intervenida quirúrgicamente.

En el lugar, el doctor Carlos Fernando Fernández Torres fue el encargado de atenderla en su embarazo y realizarle una cesárea. Lamentablemente, Cecilia falleció días después.

Tras la muerte de la joven, Milton Adriel Schwindt, esposo de Cecilia convocó al abogado Juan Ignacio Díaz para que sea su querella y represente a la familia ya que -según él- se trataba de un caso de «mala praxis».

En ese contexto, el abogado querellante comenzó con las investigaciones para saber precisamente qué fue lo que provocó la muerte de Cecilia.

Ante esta situación, la Asociación de Obstetricia y Ginecología del Chaco a través de un comunicado salieron a darle apoyo al médico implicado. «Somos Médicos, No Asesinos«, señalaron.

EL DOCUMENTO COMPLETO HACIENDO CLICK AQUI

«La medicina no es una ciencia exacta, porque los pacientes son seres humanos que reaccionan distinto. Ningún procedimiento médico es 100% seguro y aparece el desenlace negativo, involuntario, no buscado, impredecible, que aun siendo previsto no pudo ser evitado y es entonces cuando somos atacados insultados denigrados sin recordar y sin tener en cuenta los miles de aciertos y las miles de vidas salvadas«, comunicaron.

Juan Ignacio Díaz, abogado querellante quien nos comunicó sobre la causa y de la sentencia final.

«Ella se iba a practicar una cesárea a raíz de las maniobras omitidas y no siguiendo el arte que tenía que seguir el doctor Fernández Torres, Cecilia termina falleciendo en el hospital Perrando, pero la intervención médica se da en el Centro Médico«, explicó Juan Ignacio Díaz.

En esa sintonía, siguió explicando: «De la cesárea nace su hijo, que fue el 7 de abril del 2017 en el centro médico mencionado anteriormente que está ubicado por la avenida 9 de Julio 1698. El 8 de abril, Cecilia acude para control porque claramente, después de la cesárea empezó a sentir problemas abdominales y eso era producto de la infección generalizada que termina en su muerte«.

«Evidentemente el doctor Torres no siguió la práctica médica, es decir, la ciencia médica que indica que debería haberla seguido al internar y demás, y eso quedó constatado en el expediente y en la causa judicial», expresó Díaz.

En ese marco, señaló: «Cecilia termina falleciendo el 14 de abril alrededor de las 5:40 de la madrugada. El diagnóstico que se ve en la pericia es «una infección totalmente generalizada» ¿Esto se podía evitar?; claro que sí, y eso se demostró en el juicio«.

Díaz hizo hincapié en cómo fue llegar a un juicio abreviado: «Cuando Milton Schwindt realizó la denuncia, nosotros nos presentamos como querellantes en la causa. En el juicio obviamente teníamos todas las pruebas, habíamos presentado un «perito de parte».

«Básicamente se termina haciendo un juicio abreviado y Fernández Torres acepta su culpabilidad en el Juzgado Correccional N° 1 a cargo de la doctora Silvina Morando, el cual sale por sentencia el 28 de mayo del 2020, en plena pandemia«, indicó.

Sobre la sentencia, el letrado comentó: «Se clarifica en el que Fernández Torres reciba en primer lugar tres años de prisión en ejecución condicional por «Homicidio Culposo y Lesiones Culposas«.

«Hay un segundo hecho, porque en este juicio se juntan dos causas, el de nosotros que era el principal y después se presenta una chica donde manifiesta y presenta pruebas de que Carlos Fernández Torres produjo una intervención el 30 de enero de 2014 lesionando de manera culposa a esta chica. Estos dos hechos se juzgan claramente, pero el de Cecilia toma más fuerzas porque pierde la vida», explicó.

«Pedimos una sentencia de 10 años de inhabilitación médica, para que el doctor Carlos Fernando no pueda ejercer su labor», dijo Díaz y añadió: «Pedimos lo máximo de tiempo sobre los delitos culposos porque más no se puede pedir. Por eso también creo que es un fallo inédito en la provincia porque generalmente a las profesionales de la salud que básicamente realizan delitos de mala praxis, no se los condena a tantos años de inhabilitación, por lo menos este creo que es un fallo inédito en este sentido».

Fue así que el 23 de marzo de 2022, la Justicia resolvió declarar inamisible el recurso de casación interpuesto por la defensa. 

«El argumentó básicamente fue que se le consultó a Carlos Fernando y dio su consentimiento y conformidad de realizar un juicio abreviado y aceptar su culpabilidad por lo tanto no había mucho más que discutir», cerró.

De esta manera, los familiares de Cecilia Aquino comunicaron que la sentencia quedó firme y se le otorgó 4 años de condena en suspenso y los 10 años de inhabilitación para ejercer la medicina.