Gatillo fácil en Barranqueras: la autopsia probó que el policía disparó desde atrás

0
216

La persecución se habría iniciado por el presunto robo de una moto en la que estarían implicados Martínez y otros dos jóvenes.

El disparo que mató a Jesús Martínez impactó cerca de la nuca y tiene orificio de salida en el lado opuesto. La Policía había dicho que fue accidental cuando el agente Sánchez intentó evitar que le arrebatara el arma.

Los policías les dieron alcance en la diagonal Eva Perón en inmediaciones de la calle Bolivia. Ahí, los presuntos ladrones arrojaron la moto y huyeron a pie. Sánchez y Duré persiguieron a Martínez, que corrió por Bolivia. A la carrera, Duré efectuó un disparo de escopeta con postas de goma y más adelante lo detuvieron. Según la primera versión policial, Martínez intentó arrebatarle el arma reglamentaria a Sánchez y en el forcejeo, ésta se disparó accidentalmente asestándole un letal disparo en la cabeza.

Sin embargo, de acuerdo al informe preliminar presentado por el área de medicina forense, la causa de defunción fue «traumatismo cráneo encefálico grave con fractura de cráneo – laceración cerebral producido por arma de fuego».

También indica que se observa en la víctima «una herida contusa compatible con orificio de entrada de proyectil de arma de fuego de trayectoria de atrás hacia adelante, de abajo levemente hacia arriba y de derecha hacia izquierda con ingreso en región occipital derecha y salida en parietal izquierdo».

Por lo que pudieron observar los forenses, el joven presentaba una herida de bala sobre la ceja izquierda. Fue trasladado al hospital Perrando donde murió a poco de ingresar, producto de “traumatismo de cráneo grave por arma de fuego, con pérdida de masa encefálica”. Se complica situación del policia

Según publica el portal Diario21.tv, esta autopsia practicada el domingo en el Instituto de Medicina y Ciencias Forenses al cadáver de Martínez, determinó el sentido y el ángulo de incidencia del disparo, dos aspectos clave para determinar la posición del tirador y la víctima. Aunque aún no hubo confirmación oficial, se supo que un informe preliminar de la autopsia reveló que el disparo fue hecho desde atrás. Ya que el cráneo presenta un oficio de entrada en el occipital derecho, y de salida en el parietal izquierdo. Esto complica aún más la situación del agente Sánchez, ya que resulta inverosímil que en un forcejeo se haya producido un disparo que impacte en la base del cráneo, prácticamente en la nuca de Martínez, y lo atraviese desde atrás hacia adelante en diagonal.

Por la trayectoria descripta por el disparo, éste podría haber ocurrido cuando, a la carrera, Martínez miró hacia atrás por encima de su hombro derecho. Y si ya había sido detenido, como se dijo, se puede inferir que la maniobra fue incluso más alevosa. En todos los casos, la situación de Sánchez, imputado por “homicidio agravado”, es sumamente complicada.

Fuente Diario Norte

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here