Gripe: síntomas y cuidados de una enfermedad que no hay que subestimar

0
66

A escasas semanas de la llegada del invierno, el clima frío avanza lentamente, pero en su camino trae diversas enfermedades que causan las bajas temperaturas, y una de ellas es la siempre activa gripe.

Por ello, los especialistas recomiendan la aplicación de la vacuna antigripal para contrarrestar futuras complicaciones en la salud de un mal que no es tan sencillo como parece. Por eso es importante comprender que la gripe es un mal respiratorio contagioso provocado por el virus de la influenza que puede resultar leve, pero a veces presenta complicaciones que derivan en cuadros muy graves, en especial en ciertos grupos de alto riesgo.

Respecto al tema, la doctora Florencia Cahn (M.N. 114.399) sostuvo que “muchas veces se minimiza el impacto de la gripe y con el foco en la pandemia de COVID-19 olvidamos que es una enfermedad muy grave, que causa miles de muertes, internaciones y complicaciones cada año en todo el mundo y que puede prevenirse con la vacunación”.

Gripe: a considerar

Datos aportados por la Organización Mundial de la Salud (OMS), prepandemia, indican que la gripe cada año era responsable a nivel mundial de entre 290.000 y 650.000 fallecimientos por causas respiratorias, y de 3 a 5 millones de casos graves.

Por eso, aquellas personas comprendidas en los grupos de riesgo tienen que recibir la vacuna antigripal, ya que así se garantiza la prevención de complicaciones y formas graves de una de las enfermedades respiratorias de mayor impacto individual y de salud pública.

Cabe destacar, que la vacuna antigripal se encuentra incluida en el Calendario Nacional de Vacunación y comprende la población más vulnerable, como son: mayores de 65 años, personal de salud, embarazadas (en cualquier trimestre de la gestación, para proteger a la madre y al bebé durante sus primeros meses), puérperas hasta 10 días posteriores al parto (si no la recibieron durante el embarazo), niños de 6 a 24 meses y personas entre 2 y 64 años que presenten patologías crónicas (respiratorias, cardíacas, diabetes, trastorno de la inmunidad, obesidad, entre otras).

En tanto, en nuestro país hay diferentes tipos de vacunas antigripales, por un lado, están las trivalentes que protegen contra 2 cepas de la influenza A (H1N1 y H3N2) y 1 de la influenza B. Están disponibles de forma gratuita para los grupos de riesgo y tiene presentaciones pediátricas, para adultos y adyuvantes para mayores de 65 años, y el adyuvante ayuda a que la respuesta inmune sea mayor.