Habría “sirena sanitaria” para que nadie circule luego de las 21 horas

0
441

Jorge Capitanich brindó una conferencia de prensa para comentar algunos aspectos de la charla que mantuvo con el presidente de la Nación, Alberto Fernández, con quien el gobernador chaqueño se reunió para exponerle ideas y sugerencias en torno a la salida de la cuarentena general que lleva adelante el país.

En esa cita, Capitanich le entregó a Fernández una copia de los proyectos de decretos que prepara para instrumentar la salida progresiva del aislamiento social por coronavirus en el Chaco. Y planteó que algunas de las medidas que prevé la provincia podrían replicarse a nivel nacional.

Una de las decisiones que tomará el gobierno del Chaco es mantener suspendidas las clases más allá de que oficialmente la cuarentena concluya el próximo domingo. Para los demás sectores y actividades habría un retorno paulatino a la normalidad.

Algo similar sería lo que tiene en mente Fernández, buscando un equilibrio entre la necesidad de volver a poner en funcionamiento cuanto antes la maltrecha economía nacional y la de no permitir que caigan las principales barreras que hay hoy contra el avance del Covid-19, que son el aislamiento y el distanciamiento social.

SIRENA A LAS NUEVE

Al responder algunas preguntas luego de su exposición, Capitanich dijo que una medida que evalúa es la de imponer una “sirena sanitaria” que suene a las nueve de la noche, cada día, mientras dure la emergencia, para que la población sepa que a partir de ese momento nadie puede salir de su hogar hasta el reinicio de las actividades al día siguiente.

Esa disposición ya fue adoptada por algunos municipios del país, a modo de informal “toque de queda”, para reducir todo lo posible la circulación de personas en la vía pública.

UNIDAD “SIN FISURAS”

El gobernador remarcó que toda la estrategia contra el coronavirus requiere de una unidad “sin fisuras” entre las instituciones.

sirena 2.jpg

Como para demostrar que quiere ser leal a ese criterio, anunció que mantendrá una reunión con el intendente de Resistencia, Gustavo Martínez. La sintonía política entre ambos es casi nula, pero ayer Capitanich dijo que lo convocará para coordinar medidas.

FINANCIAMIENTO

En el diálogo con el presidente no faltó, claro, la dura situación financiera de las provincias. Capitanich dijo que la charla al respecto fue “exhaustiva” pero no dio más detalles, aunque señaló que este mes podría llegar una asistencia del Fonplata por 54 millones de dólares.

Fuente norte