Insólito: el intendente de Napenay desautorizó y echó a la policía de un evento en el que trabajaban

0
566

Este particular hecho ocurrió el día sábado en horas de la noche, más precisamente en el Club Social y Deportivo de la localidad de Napenay, donde se estaba festejando el “Día de la Madre”.

El informe oficial señala que en horas de la madrugada, alrededor de las 04:30 horas del día sábado 23, efectivos apostados en el lugar observaron que algunos jóvenes se estaban empujando, por lo que decidieron acercarse hasta el sector donde se estaba produciendo los empujones.

Ante esta situación, se logró identificar a los sujetos que se empujaban y se los separó del resto, por lo que momentos después se acercó el intendente Gustavo Balbuena, identificándose como tal y le expresó a la policía que las personas se iban a seguir quedando en el lugar porque «él era el Intendente».

Según el informe de la policía, el intendente Gustavo Balbuena les habría dicho que «tenía controlada la situación y que no necesitaba presencia policial porque todo estaba tranquilo».

ARENGA DEL INTENDENTE CONTRA LA POLICÍA

Cuando la policía se estaba retirando del lugar, el intendente tomó el micrófono y por el equipo del DJ y afirmó «los 14 o 15 policías que están presentes no sirven ni para llevar un borracho», esto provocó que las personas que estaban en la fiesta comenzaran a proferir insultos contra la policía».

No conforme con esto, el intendente volvió a repetir sus dichos y pidió a la policía que se retire del lugar porque estaban molestando, y en ese momento los presentes volvieron a gritar contra la policía, algunos agarraron botellas que estaban en la cancha y amenazaban con arrojarlas contra la policía.

Ante esta situación, el oficial a cargo del operativo decidió replegar al personal para resguardar su integridad y los bienes materiales afectados y evitar un enfrentamiento inútil con las personas.