Ivan Gyoker presentó un proyecto para que la ciudadanía elija en qué obra gastar el dinero

0
173
Con la consigna de «Que no nos tomen de boludos», Iván Gyöker presentó una iniciativa legislativa para «institucionalizar» los fondos que exceden del presupuesto anual establecido por el Gobierno provincial.

 

Iván Gyöker, dirigente de Republicanos Unidos Chaco y Juntos por el Cambio, presentó un proyecto de ley en el cual proponer crear un «Fondo Esponja» , el cual tenga la obligación de absorber el presupuesto anual del Gobierno y que la ciudadanía determine en qué obras gastar el dinero.

Ante la importancia del proyecto, Iván Gyöker  determinó que  «Tenemos un presupuesto que no tiene contacto con la realidad», a lo que además agregó una frase determinante «Que no nos tomen de boludos». 

Al referirse a ejemplos, argumentó que «Para el 2022 el Gobierno presupuestó $305.000 millones. En 2021 gastaron $320.000 millones. O sea, presupuestaron menos de lo que gastaron en 2021, con una inflación esperada superior al 50%».

Y agregó «O nos están tomando de boludos o van a hacer un ajuste del 45% que dudo que lo hagan. Claramente lo que sostenemos es que están presupuestando de menos para tener más discrecionalidad. Lo que queremos hacer es darle un destino, institucionalizar esos fondos excedentes». 

«El presupuesto está hecho con una expectativa de inflación del 33% y tiene como objetivo presupuestar de menos para tener discrecionalidad con toda la plata que venga después. O sea, poder reasignar esas partidas discrecionalmente», aseveró.

En esa línea explicó que: «Ya que aparentemente va a salir la emergencia económica que les permite reasignar partidas, lo que queremos hacer es crear este fondo esponja que absorbe todo el excedente presupuestario y que solamente pueda ser gastado en obras de infraestructura. Y que un tercio (1/3) de ese fondo lo va a definir la ciudadanía a través de un presupuesto participativo».

En tal sentido, subrayó que el proyecto de ley «Establece bastantes mecanismos de control para asegurarse no solamente el riguroso cumplimiento del presupuesto participativo, sino también la asignación del excedente de fondos que tiene que ser asignado a través de la Cámara de Diputados».