La empresa bloqueada por Camioneros pidió a la Justicia el desalojo de la protesta: «No se puede trabajar»

0
77

«La empresa no puede trabajar, ningún vehículo puede ingresar», aseguró el apoderado de la firma afectada por la medida de fuerza del Sindicato de Camioneros.

La firma Bamana requirió a la Justicia que intervenga en el conflicto sindical que mantiene con trabajadores del Sindicato de Camioneros que desde el lunes protesta en la entrada a la empresa en Sáenz Peña.

El apoderado de Bamana, Ricardo Cziruk, en contacto con Diario Chaco  comentó que la medida de fuerza sigue aún vigente por lo que «ya se han efectuado denuncias ante la Justicia» y adelantó: «Estamos pidiendo el desalojo de estas personas».

Comentó que la mañana del miércoles se comunicaron con un escribano para que constate la situación en inmediaciones  de la empresa, en calle 9 y 18 en el barrio Villa San José, luego se presentó en Fiscalía la denuncia correspondiente y se pidió el desalojo con las pruebas existentes.  

«La empresa no puede trabajar, ningún camión, camioneta, vehículo puede ingresar ya que impiden el ingreso de las personas, amedrentan a nuestros trabajadores, estamos en esta situación insólita», dijo el apoderado de la empresa.

Aseguró que «es mentira lo que dicen que no se ha bloqueado el ingreso a la empresa, hay videos que así lo certifican y ya están circulado en redes sociales, hay una escribana que intervino el lunes y dejó constatación del hecho. El martes hicieron un acto, llevaron varios camiones y bloquearon toda la empresa, no sé en qué se basan ellos para decir eso».

Cziruk aclaró además que Bamana «no tiene nada que ver con esta situación, que se trata de una problemática intersindical, entre el Sindicato de Camioneros y Empelados de Comercio«.

Explicó que los manifestantes aducen una representación que no tienen en este momento en la empresa, «los trabajadores están agremiados a Empleados de Comercio, ellos no tienen representación y pretenden con medidas de fuerza y amenazas que la empresa de oficio traslade su planta de personal al Sindicato de Camioneros sin importarle lo que opine el otro sindicato, sin importarle lo que dice el Ministerio de Trabajo, ellos directamente se ríen de las instituciones».

Por otro lado, Cziruk aseguró que «las negociaciones son nulas, no hubo diálogo, fue una imposición y el martes aparecieron con una flota de camiones, llamando a los empresarios de Sáenz Peña que están agremiados a dicho sindicato, les pidieron que vayan con los camiones frente a Bamana. Luego estos empresarios nos llamaron pidiéndonos disculpas y solidarizándose con nosotros y que por supuesto lo entendemos porque de lo contrario van a estar sufriendo ellos lo mismo que nosotros«.

Por último, sostuvo que «esta cuestión tiene que dirimirse en el Ministerio de Trabajo, porque se trata una cuestión gremial, pero el Sindicato de Camioneros no entendieron razones».