La historia de una joven que denunció a su violador luego de dos años y se encuentra en recuperación

0
263

En abril de este año, después de dos años de guardar silencio sobre la violación que había sufrido, Celeste Sassari tuvo un intento de suicidio, la joven tomó dos tabletas de Clonazepam.

La hicimos atender, sin saber el porqué, pensábamos que estaba mal por alguna cuestión orgánica de ella, en el Hospital la estabilizaron y le pasaron suero”, expresó, Diego Sassari, padre de la víctima.

Una vez que recibió el alta, la joven volvió a su casa y decidió tomarse un remis para dirigirse a la comisaría y realizar la denuncia. En el lugar se vuelve a descomponer, por lo que la Policía llama a sus padres.

Cuando llegamos mi mujer le pregunta a una de las oficiales, y nos cuentan en primera instancia lo que estaba pasando”, afirmó Diego Sassari sobre cómo se enteraron de lo que estaba sucediendo con su hija.

Ese mismo día, la joven les cuenta a sus padres de la violación que había sufrido en 2018 y seguidamente se corta las venas por primera vez, “a partir de ahí comenzó una etapa policial, fuimos a un refugio, donde nos dieron asistencia durante las dos primeras semanas”, explicó el padre de Celeste.

Asimismo, Diego Sassari comentó que en ese momento la Policía fue a buscar al acusado, pasó por sanidad policial y quedó en libertad. “Desde abril hasta hace un mes aproximadamente la Fiscalía no hizo nada, vimos como que estaban sepultando el caso”, añadió.

En ese momento la joven fue sometida a pericias psicológicas y médicas, ya que según señaló su padre la joven habría contraído HPV luego del hecho. “El violador no usó protección con ella, después del hecho ella tuvo que tomar la píldora del día después y al pasar unos meses de la violación comenzó a tener síntomas del HPV”.

Con el pasar del tiempo desde abril hasta hace un mes, la joven se cortó cinco veces las venas y según su padre esto se debe a que “Celeste se acercaba a pedir respuestas y nunca la podían atender, ella caía en un pozo depresivo porque lo veía al chico caminando libremente por las calles de Barranqueras”.

Por otro lado, su padre le dijo a Diario TAG que unos meses después de la denuncia su hija realizó un vivo contando los hechos y debido a eso varias chicas la contactaron para contarle que habían pasado por lo mismo que ella.

Además, Diego Sassari comentó cómo se encuentra su hija en la actualidad: “Hoy mi hija está internada en un neuropsiquiátrico, la primera vez que la fuimos a ver la vimos mal, ella nos decía, yo estoy presa y este tipo está libre”.

Con el paso de las semanas, la joven comenzó a aceptar su tratamiento, “eso nos llenó un montón, porque estamos de alguna manera viendo a mi hija como era antes”, expresó entre lágrimas su padre.

Por otro lado, en cuanto a cómo se encuentra el caso actualmente, su padre señaló que “esperan novedades, ya que el joven fue detenido y será llamado a declarar”.