La joven estudiante de medicina que fue atacada en Cipolletti tiene muerte cerebral

0
122

María Agustina Fernández, la joven estudiante de medicina que fue brutalmente atacada en un robo, fue diagnosticada con muerte cerebral ayer en el hospital de Cipolletti, donde se encuentra internada desde el ataque del sábado.

La directora del nosocomio indicó, en el último parte médico, que la joven no presentaba mejoras, seguía con actividad cardíaca y respirando solo asistida por un respirador. En tanto, desde el hospital habían indicado que ayer estaba prevista la realización de una serie de estudios, pero no respondió a los estímulos.

El ataque ocurrió en la noche del sábado en la casa de un amigo en Cipolletti, a donde Fernández había llegado para compartir una cena. Cuando el chico salió de la vivienda por unos minutos, para buscar unas empanadas, ingresaron el o los delincuentes.

Su amigo regresó alrededor de las 22 y la encontró desvanecida en el suelo, con un corte profundo en la cabeza y varias heridas en las manos. La casa estaba totalmente desordenada y lo único que se habían llevado eran dos teléfonos celulares y una suma cercana a los 1000 dólares.

Tras la confirmación de la muerte cerebral de la jove, un grupo de vecinos se concentró anoche en el hospital de Cipolletti.

«Haremos un acompañamiento simbólico a los padres de Agustina con una vela encendida en el exterior del nosocomio. Demos un poco de amor a su familia y pidamos por ella. Es un encuentro pacífico desde el corazón, ante tanta violencia«, publicó un vecino en Facebook.

En marzo, la joven se mudó para comenzar el año lectivo en la Facultad de Ciencias Médicas de la UNCo. «Se estaba acomodando, le estaba yendo bien y estaba haciendo amigos. Vino acá con toda la esperanza y nosotros no la vamos a perder a ella», contó su mamá horas antes de la triste noticia.