La leche por las nubes: faltan marcas y se registran aumento en los precios

0
516

El notable incremento en los precios de la leche en envases sachet y tetra break sumado a la ausencia de varias marcas, algunas de ellas reconocidas y de primera calidad en las góndolas de los supermercados, genera preocupación en los consumidores ante la permanente depreciación del salario ante la inflación.

leche.jpg
La presencia de solo dos o tres marcas en las góndolas de supermercados, advierte claramente el desabastecimiento de leche líquida existente.

Distribuidores y supermercadistas, consultados por NORTE, al hablar de la falta de provisión sobre la cual se niegan a decir que haya “desabastecimiento” de algunas marcas, coinciden en señalar que “se debe al fenómeno climático que se dio a inicios de este año, situación que afectó a los tambos de la cuenca lechera que produjeron el faltante” y advirtieron en algunos casos que la situación “podría normalizarse a fines de este mes” y en otros que el problema podría extenderse un poco más en el tiempo, incluso algunos especulan con el mes de abril o mayo”.

Pero sin dudas, la principal preocupación para los consumidores es el notable incremento sufrido por el precio del producto en el último mes y medio, donde de un promedio de entre 32 y 35 pesos, el costo llegó a los 46 pesos en algunas marcas y en las de primera calidad el precio a supera la línea de los 50 pesos.

Pero además, la falta del producto viene acompañada por otras cuestiones, como la especulación por el aumento de precios y la caída del consumo de las de primeras líneas, por la cuestión de precios hace que el negocio gire hacia segundas o terceras marcas. La otra, la que enuncian los especialistas, apunta a la cuestión climática adversa generada durante el primer mes del año.

Ventas racionadas

A la falta de algunas de las principales marcas en la mayoría de los supermercados se suma la restricción que se impone a los consumidores a la hora de adquirir el producto., sea cual fuere la marca que se intente comprar.

En algunos de los supermercados, se nota de manera evidente el faltante de varias de las principales marcas, pero en otros, en las góndolas se exhiben carteles donde se indica que solamente pueden comprar “solo cinco unidades por familia”.

 De manera oficial, desde Asociación de Pequeñas y Medianas Empresas Lácteas (Apymel), Pablo Villano ratificó este mensaje que «las inundaciones y las elevadas temperaturas provocaron una caída de más del 30% en la producción de leche, como fue el caso de Santa Fe”.

Envíos pendientes y recortes

Según especialistas del sector, además todavía quedan envíos pendientes del año pasado, mientras que la caída del 10% interanual vino acompañada de la decisión de algunas industrias “recortaron envíos a los comercios frente a la escasa producción”.

Sin embargo, puntualmente algunas de las marcas líderes no mostraron indicios de afrontar problemas con el abastecimiento y están entregando el producto y se exhiben en góndola lo que evidencia que “las entregas de productos se están realizando normalmente y se lo continuaría haciendo”.

Donde no se nota casi el faltante, es en la provisión de leche en polvo, rubro en el que se pueden encontrar mayores posibilidades de adquirir las marcas, aunque a un precio considerable para el envase de 800 gramos, que se sitúa en un valor que superar ampliamente los 200 pesos y en el caso de algunas marcas, la comercialización en lata puede llegar a los 400 pesos.

Precios por las nubes

Al problema de la ausencia de leche en sachet o en envase tetra-break de leche de ciertas marcas en las góndolas de los supermercados, se suma el marcado incremento en los costos de los existentes en la oferta al público.

Hoy el precio por litro de leche de marcas conocidas pero de segunda línea tienen un piso de casi 43 pesos y los de primera marca superan ya la línea de los 50 pesos, mientras que en otro tipo de presentación –envases plásticos- trepan a valores de hasta 60 pesos.

Alimentos lácteos

SÁENZ PEÑA (Agencia) – La crisis que atraviesa el sector lácteo por el desabastecimiento de algunas marcas de leche líquida en supermercados, el incremento en los precios y la caída del consumo de primeras marcas, sumó un nuevo ingrediente con la aparición de los “alimentos lácteos”.

No es leche en su totalidad, sino un alimento que si bien cuenta con la misma como principal ingrediente –un 70% del mismo lo es – pero contiene otros productos que lo componen. Esto lleva a que muchos consumidores lo confundan con la leche ya que generalmente se ubica en el mismo sector de góndolas que esta y accedan a los mismos por su precio, mucho menor que el de un sachet o envase en caja u otros lo adquieran ante la crisis que afecta a los bolsillos por efectos de la inflación, como manera de economizar algunos pesos.

Fuente diario norte

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here