Las estafas virtuales no paran: ahora invocan al Ministerio de Salud

0
102

Las redes sociales pueden ser un vehículo para todo tipo de acciones, desde las más nobles hasta las más viles. Lamentablemente, estas últimas parecen ser las que tienen superioridad numérica. La proliferación de maniobras para aprovechar esas herramientas digitales a fin de estafar a hombres y mujeres es parte de ellas.

Ahora se conoció un nuevo «cuento» utilizado por delincuentes para engañar a sus presas. En general apuntan a trabajadores a los que les comunican la existencia de una falsa posibilidad de cobrar dinero (por un bono o un premio) y a quienes les piden datos sobre sus cuentas bancarias argumentando que es parte de los trámites para que se les transfiera la plata.

Uno de los chats entre los estafadores y la víctima que puso al tanto de la situación a las autoridades provinciales.

INVOCAN A SALUD

Ayer le tocó ser víctima de una maniobra de ese tipo a una empleada pública de Machagai, a quien contactaron vía WhatsApp para decirle que estaba en condiciones de cobrar una asistencia de 15.000 pesos otorgada por el área de «Salud Social».

«Era una voz femenina, pero que parecía impostada. Me dio su nombre, dijo que era licenciada y que trabajaba en Salud Pública. También me dijeron que si en 24 horas no hacía el trámite de cobro, se me iba a bloquear la cuenta», contó la mujer a NORTE.

Confiada en lo que le iban indicando, la trabajadora se dirigió a un cajero automático. Por teléfono le daban indicaciones. Ella seguía cada paso al pie de la letra. En realidad le estaban haciendo registrar una nueva clave Token que quedó en poder de los estafadores, quienes de inmediato tomaron el control de la cuenta bancaria.

«Mi esposo, que estaba a mi lado, cuando vio lo que me hacían hacer, me dijo ‘esto es una estafa’. Pero ya era tarde, quise entrar a la cuenta y ya no podía», relató ella a este diario.

El falso perfil de la cuenta desde la que se ejecuta la estafa. Se presenta como una línea del Ministerio de Salud.

ANGUSTIA Y ESPERA

Desesperada por lo ocurrido, la empleada estatal se comunicó con el Ministerio de Salud, donde le dijeron que no existía ninguna operatoria como la que le habían mencionado. Pero el contacto sirvió para que la ministra Carolina Centeno ordenara darle difusión pública inmediata a los hechos para tratar de evitar que otras personas caigan en la misma trampa.

Se dio intervención además al área de Delitos Informáticos de la Policía del Chaco. La mujer estafada, en tanto, recién hoy podrá acudir al banco para saber qué daño económico le hicieron los delincuentes.