Las mujeres que polarizaron 35 autos en un fin de semana: «No seguimos porque nos quedamos sin material»

0
412

Se trata de Verónica, Gisselle y Graciela, tres mujeres, madres, que más que amigas, son hermanas. Tras 13 años de trabajar en el rubro, hace menos de un mes abrieron su propio taller de polarizados de autos, “Las Chicas Polarizados”, ubicado en Arbo y Blanco 514. Hace pocas semanas, en la localidad de Las Breñas, concretaron la gran tarea de polarizar 35 autos en solo 2 días.

 

 

Hoy, tuvimos la oportunidad de dialogar con ellas desde Noticiero 9. En la conversación, llena de risas y lágrimas, Verónica aseguró que “donde haya vidrios, ahí estamos nosotras”. Además, nos contó que el proyecto de este taller lo tenían desde hacía varios años. No obstante, quedó como un sueño nada más, hasta que, con el apoyo de sus familias, se lanzaron y comenzaron poco a poco.

 

 

Ellas trabajan desde hace más de 13 años en el polarizado de autos. Comenzaron en un taller, donde no solo se formaron en este oficio sino que además se conocieron y desarrollaron un fuerte vínculo de hermandad. No conformes con su anterior trabajo, y anhelando avanzar, decidieron renunciar y abrieron su propio taller hace menos de un mes, el 16 de diciembre.

 

 

En diálogo con Noticiero 9, Verónica reconoció que “no nos podemos quejar”. “Le damos gracias a Dios porque nos siguen eligiendo”, agregó luego, mencionando también que los clientes de su lugar de trabajo anterior las buscaron y continúan apoyándolas.

 

Entre muchas risas, Verónica contó que tan fuerte es su amistad que “cuando yo me decidí a renunciar al otro trabajo, ellas dijeron de una ‘yo me voy con vos’”, algo que considera “invalorable”.

 

 

Por su parte, Giselle nos comentó cómo llegaron a dedicarse al polarizado de autos. “Siempre buscamos lo mejor para nuestros hijos, y trabajamos para ello”, aseguró. Debido a la necesidad de contribuir con la economía de su casa, tuvieron que comenzar una profesión que hasta hoy día es considerada “solo de hombres”.

 

En cuanto a sus jornadas de trabajo, Verónica aseguró que “si tenemos que trabajar desde las 8 de la mañana hasta las 8 de la noche, no tenemos problema”. Aunque cualquiera pensaría que todo se complica con el hecho de que las tres tienen su propia familia, ellas nos contaron que cuentan con el apoyo de sus madres, quienes se encargan de cuidar a los hijos de Verónica, Gisselle y Graciela cuando ellas no están. No obstante, “nos hacemos de goma”, señaló Verónica, explicando que también son amas de casa y deben encargarse de la casa y de llevar a sus hijos a la escuela.

 

 

Acerca de esta gran hazaña que llevaron a cabo hace solo unas pocas semanas, Verónica nos comentó que su hermano tiene una agencia de autos en Las Breñas, y que luego de una difusión en los medios de la localidad, viajaron hasta allí para trabajar en el polarizado de autos, que hasta ese momento eran 25 los anotados para el sábado y el domingo.

 

 

Sin embargo, terminaron polarizando 35 autos entre los dos días. El primer día, según nos comentaron, trabajaron desde las 8 hasta las 20 de corrido y lograron hacer 21 autos. Al día siguiente, fueron solo 14, ya que no pudieron seguir debido a que se quedaron sin material. Ahora, ya tienen una gran cantidad de clientes anotados para cuando vuelvan a visitar Las Breñas la semana que viene.

Fuente 21tv