Liberaron a la mujer que abandonó a su bebé en la basura

0
111
La mujer de 42 años sigue internada en el mismo hospital que su hija, a quien el personal de salud nombró Manuela Sofía. Deberá declarar cuando reciba el alta.

La mujer de 42 años que fue detenida tras abandonar a su hija recién nacida en una bolsa de basura en la localidad bonaerense de Morón, quedó en libertad, mientras continúa internada en un hospital municipal.

La Unidad Funcional de Instrucción Nº 5 de Morón, a cargo del fiscal Claudio Oviedo decidió dejar en libertad a la acusada que seguirá ligada a la causa y próximamente será convocada a declarar, cuando reciba el alta.

La bebé que fue hallada el miércoles por la tarde, se encuentra internada en el mismo hospital que su madre, en buen estado de salud, a pesar de haber pasado las primeras horas de vida dentro de una bolsa de consorcio, rodeada de basura.

El hecho

Vecinos que pasaban por allí, se acercaron al basural al escuchar los llantos y descubrieron la triste escena. Por lo que, rápidamente, dieron aviso a la Policía y la rescataron.

La recién nacida fue trasladada al Hospital Morón, donde fue bautizada como Manuela Sofía por el equipo de Neonatología del nosocomio.

“Al ingreso estaba con hipotermia por la situación de estar adentro de una bolsa, pero se pudo actuar rápidamente y la verdad que la beba está en muy buen estado”, remarcó esta mañana el director del hospital, Jacobo Netel.

Netel estimó que la beba tenía “dos o tres horas” de vida cuando fue hallada, indicó que pesa 3,540 kilos y precisó que llegó al hospital con la placenta y el cordón umbilical. “Seguramente fue un parto en un domicilio, pero la beba estaba en buenas condiciones, con buen peso y salvo la hipotermia al ingreso, después se recompuso y está muy bien. Se alimentó y descansó bien”, consideró el profesional.

Además, afirmó que el equipo de Neonatología la bautizó como Manuela Sofía: “Manuela porque cuando aúpan a los bebes les cantan ‘Manuelita’ y Sofía porque le habrá gustado a alguna enfermera”, estimó.