Nike vende su negocio en la Argentina: qué va a pasar con la comercialización de sus productos en el país

0
127

La compañía Nike cedió su negocio en la Argentina a la empresa panameña Regency Group, dueña de Northbay International, que ya opera como distribuidor de la marca en otros países de América Latina. El cambio de manos se da luego de varios años en los que la empresa estadounidense buscaba desprenderse de su negocio en el mercado local y después de un intento fallido de traspasar su operación a la firma Axo en 2020.

Desde la empresa de indumentaria deportiva explicaron que están realizando la transición del negocio de la marca Nike en Chile, Argentina y Uruguay a una asociación estratégica de distribuidores, como ya viene funcionando en otros mercados de la región. “Al igual que con las otras asociaciones de distribución de Nike en América Latina, y en todo el mundo, estos nuevos socios están comprometidos a servir a los consumidores locales y creemos que ayudarán a impulsar el crecimiento sostenible en estos países”, explicaron.

La compañía Nike cedió su negocio en la Argentina a la empresa panameña Regency Group, dueña de Northbay International, que ya opera como distribuidor de la marca en otros países de América Latina

A partir de ahora, la transición durará un par de meses y no implica cierre de locales o la suspensión de los planes de inversión de la marca. En el caso de Chile, Nike se asoció con el Grupo MasPlay, propietarios de Equinox International, un socio de distribución ya establecido para mercados como Perú, Bolivia y Ecuador.

La empresa Nike llegó a la Argentina en la década del 90 y cuenta con unos 12 locales con su marca, de los cuales dos son propios: están ubicados en los shoppings Abasto (de más de 1.000 metros cuadrados) y Alto Palermo. Su producción está tercerizada en empresas locales: medias en la fábrica de la firma Darwill, calzados en Dass (ubicada en Misiones) e indumentaria en RA Intertrading (en Villa Lugano).

La marca estadounidense terceriza su producción en fábricas locales La marca estadounidense terceriza su producción en fábricas locales

“Creemos que estas asociaciones de distribución ayudarán a impulsar el crecimiento sostenible y permitirán un modelo de negocio más rentable en América del Sur, con un enfoque más agudo e inversión en nuestras mayores oportunidades de crecimiento. Nuestros nuevos socios distribuidores están comprometidos a servir a los consumidores locales y a elevar nuestras experiencias minoristas y digitales”, indicaron fuentes de la empresa.

Por su parte, la empresa panameña Regency lleva varias décadas en el negocio del retail y la indumentaria: es distribuidora para varios países de América Latina de Inditex (la empresa española dueña de Zara) y de las marcas Guess y Desigual.

Durante 2020, Nike ya había hecho un intento de desprenderse de la operación de su negocio en la Argentina, pero con malos resultados. En febrero de ese año que realizaría una transición de su modelo de negocio en Brasil, Argentina, Chile y Uruguay con alianzas estratégicas con distribuidores. La filial local firmó un acuerdo con un licenciatario, el mexicano Grupo Axo, que se haría cargo del negocio de la empresa en el país. Sin embargo, en el marco de las dificultades de la pandemia, ambas partes dieron marcha atrás con el acuerdo.

Fuente infobae