«No sea tan cagón»: jueza chaqueña «apuró» a su par de Ushuaia para que Carla Kirstein pueda viajar con su hija

0
112

Luego de que trascienda la denuncia de la chaqueña Carla Kirstein por violencia de género contra su esposo, el abogado Marcelo Dellamea, la magistrada del Juzgado del Menor y la Familia de Villa Ángela, Laura Verónica Buyatti, apuntó contra el acusado y le exigió celeridad en el caso a su par de Ushuaia, Marco Mellién.

«Si te crees tan poderoso y poronga, espero que me atiendes el celular a ver si te animas. A ver si te animás a venir a Villa Ángela, sos un asco miserable. Te juro por mi hija que te saco las ganas de pegarle a otra mujer», le dedicó en un posteo a través de Facebook a Marcelo Dellamea, que fue separado de su cargo en el Superior Tribunal de Justicia de Tierra del Fuego el fin de semana pasado.

En la misma publicación, cuestionó el tratamiento del caso al juez de Familia a cargo de la causa, Marco Mellién, a quién le pidió que «apure el trámite» para que Carla Kirstein pueda viajar con su hija de 9 años a Villa Ángela para encontrarse con su familia.

«Me encantaría que me expliquen por qué la recibió 5 minutos, no la escuchó y no tiene defensa. A qué le tiene miedo. Yo le informo que no le tengo miedo ni al Diablo La quiero en Villa Ángela», expresó con énfasis.

Asimismo, Buyatti escribió por la misma red social: «Basta de tanta impunidad, no tienen vergüenza. Su Señoría que se ofendió conmigo porque le dije por qué no la atendió. Si tiene lo que tiene que tener no sea tan cagón y firme la autorización».

«Si no resuelve en esta semana le juro que me va a conocer en persona. No la pueden revictimizar y tenerla declarando 3 horas. Son impresentables. Son una vergüenza. Señor juez deje que Carla vuelva con su familia», sumó.

Carla Kirstein además consiguió el apoyo del Gobierno provincial y de funcionarias chaqueñas, y el juez Mellién finalmente firmó la autorización en la noche del pasado miércoles, pero «la otra parte tiene 10 días para responder», según reveló la víctima. La mujer también lo había denunciado semanas atrás de forma legar y contaba con una medida de restricción que el hombre no respetó.

La jueza Buyatti, por su parte, transmitió su total apoyo a la familia de la víctima: «Estoy con ustedes siempre. Y todos nos tenemos que comprometer porque no podemos ser indiferentes a esta barbaridad. Tenemos que empezar todos a ser más empaticos y ponernos en el lugar del otro. Este país tiene que cambiar, yo quiero un país donde se respeten los derechos la constitución y la democracia. No estás sola Carla. Te vamos a traer a tu ciudad con tu familia».