«Nos encontramos con el alma devastada» dijo la familia de uno de los imputados por el choque en Paso

0
494

Una semana se cumple de la tragedia ocurrida en la localidad correntina de Paso de la Patria donde un abuelo de 78 años y su nieto de 4 fueron atropellados y murieron. La camioneta era conducida por un joven oriundo de Charata, su amigo quien lo acompañaba también es de la localidad chaqueña. Ambos fueron imputados por el caso.

 

 

La familia de uno de los imputados emitió una carta abierta en la que versa:


Cómo Padres de Alexis Kiffel, quien se viera involucrado en el lamentable suceso ocurrido en la Localidad de Paso de la Patria y que es de público conocimiento, queremos primeramente hacer llegar nuestro más Sentido Pésame a la Familia Enríquez, sabemos que no hay palabras, no hay forma de mitigar tamaño dolor, desde lo más profundo de nuestra dignidad de familia queremos acompañar, aunque sabemos lo difícil de este trance, no encontramos las palabras para expresar en estos momentos y aún menos para consolar a la Familia por la pérdida de dos seres queridos.

 

Nuestros corazones como los de la sociedad entera se encuentran conmovidos, entristecidos por lo ocurrido.

 

Somos padres, somos familia, somos hijos y somos abuelos y no hay consuelo, ni tiempo que pueda curar está desazón, este tormento.

 

Tanto nuestro hijo como nosotros nos encontramos plenamente a disposición de los Organismos Judiciales de la Provincia de Corrientes, sin obstruir ni impedir el normal actuar de la Justicia.

 

Somos una Familia de bien, la cual se construyó a fuerza de trabajo, de honestidad, de valores y de moralidad, la sociedad de Charata, sabe y puede avalar mis dichos.

 

Sabemos que mediante el uso de las Redes Sociales y Medios de Comunicación, se comenta con tal liviandad lo ocurrido, las miradas y las voces que juzgan y condenan, sin pensar que atrás de cada persona existe una familia, que sufre, que siente, claro está, no conjugamos dolores, más bien si, sentimientos, confraternidad, solidaridad.

 

Hoy nos encontramos escribiendo estas líneas, con el alma devastada, pero con la fe intacta de que Dios nuestro guía, de la luz de esperanza, de alivio, de fuerzas, abrazos al corazón a la familia Enríquez.


 

La carta lleva la firma de Rosalía Schomberger y Miguel Kiffel.

 

 

 

Diario21.-