Nuevo bloqueo a la empresa Morante Construcciones: «Es una locura, nos están haciendo pelota como pyme»

0
448

Se trata de un conflicto por el pase de empleados de un sindicato a otro (de Comercio a Camioneros). El bloqueo, que ya tuvo su primera versión el pasado 4 de abril cuando la empresa se vio perjudicada durante 15 días, regresó ayer y pese a un importante desalojo, el bloqueo continuó esta mañana en una sucursal nueva de la empresa, ubicada en ruta 11 kilómetro 1006,2.

En total, son 17 días de bloqueo, cuenta Matías Morante en comunicación con Diario Chaco. «Esto empezó el 4 de abril con un bloqueo que duró 15 días. El sindicato de Camioneros del Chaco quiere que pasemos los empelados de nuestra nómina de Comercio a Camioneros.  Eso es algo ilegal que no lo podemos hacer porque aparte somos una empresa comercial, no somos una empresa de transporte. Nos dedicamos a vender materiales de construcción», afirma el empresario.

Con el bloqueo de 15 días casi nos fuindimos

Según señaló se trata de un «bloqueo arbitrario» que desde el sindicato de Camioneros lo retomaron ayer y pese a que la Justicia se expidió con una orden de desalojo, esta mañana se despertaron con el mismo conflicto en puerta. «Nos bloquean arbitrariamente, nos amenazan. Ayer volvieron a bloquearnos, la Justicia se expidió y mandó una orden de desalojo y hoy a la mañana cuando fuimos a abrir el negocio había 30 camiones de Coca-Cola y de Quilmes bloqueando toda la empresa y 80 personas afuera».

Tal precisó Morante, ayer se desencadenó un importante operativo de desalojo que supuso la presencia del ayudante fiscal N°6 desde donde se ordenó el mismo. «Vino la montada, la policía de choque y los sacaron. Pudimos mover vehículos de reparto pero hoy a la mañana lo mismo», lamentó

Estamos cansados no se puede seguir trabajando

Además, el empresario de la construcción señala que «la gente nuestra está con miedo» y que durante el bloqueo de ayer «a un chofer lo escupieron, lo amenazaron con cagar a piña, que lo iban a matar que lo iban a seguir a la mujer a los hijos, una locura. Lo que estamos viviendo es una locura, nos están haciendo pelota como pyme».

En la primera ocasión, cuando a principio de abril el bloqueo llegó a 15 días, «casi nos fundimos», aseguró Morante y sostuvo que a la fecha «tenemos la Fiscalía llena de pruebas de que nos atraviesan las camionetas y no nos dejan trabajar. Ellos dicen no es un bloqueo, que nos dejan trabajar pero no es así y eso se ve en los videos«.