Ocho gobernadores se bajaron el sueldo por el Covid-19, Coqui ni sus funcionarios en el listado

0
11316

El reclamo comenzó hace unos días pero el miércoles se hizo más visible. Ante la cuarentena por la expansión del coronavirus y la suspensión de muchas actividades económicas, se multiplicaron los reclamos a la clase política de parte del pueblo para que se bajen los sueldos. Con el argumento de que el esfuerzo debe ser compartido, así como lo pide Alberto Fernández, en las redes sociales se pide una reducción salarial durante este período de crisis a los políticos.

Hasta el momento, ocho son los gobernadores –un tercio del total– que redujeron o donaron sus salarios. La medida trasciende partidos políticos, ya que hay oficialistas y también están los tres gobernadores radicales.

Se trata de Sergio Uñac, de San Juan; Gustavo Valdés, de Corrientes; Rodolfo Suárez, de Mendoza; Ricardo Quintela, de La Rioja; Oscar Herrera Ahuad, de Misiones; Gustavo Bordet, de Entre Ríos; Gustavo Sáenz, de Salta; y Gerardo Morales, de Jujuy, precisa el Cronista.

En el listado no está el chaqueño Jorge Capitanich, ni sus funcionarios. Pero se debe señalar que lo hizo el concejal Carlos Salom que compró oxímetros para el Hospital Perrando y ya los donó a la Provincia; el presidente de la Legislatura Hugo Sager y los demás diputados que donaron $1.750.000 al sistema sanitario para la compra de un nuevo equipo de testeo; el senador Víctor Zimmermann que donó el 65% de su sueldo para tres hospitales del Chaco – Resistencia, Castelli y San Martín-; Gustavo Martínez, intendente de Resistencia y su gabinete que donaron parte de su sueldo para la compra de una ambulancia imitando lo realizado por su par de Villa Verthet, Atlanto Honcheruk, su gabinete y siete concejales (de ambos partidos) que también donaron sus sueldos para comprar una ambulancia para el hospital de esa localidad.

Los gobernadores que sí donaron

Quintela fue uno de los primeros, el lunes de la semana pasada. Donó la totalidad de su sueldo de este mes, y además anunció que recortaría un 50% el de los ministros, 25% de los secretarios y subsecretarios y 10% de los directores generales. Con ese dinero creó un fondo solidario para afrontar la crisis. Y le solicitó a los empresarios que imiten la medida y colaboren con el fondo.

Ese mismo día, Suárez puso un tope a toda la clase política de $50 mil. Lo hizo mediante un decreto, en el que se exceptúa a las áreas de Seguridad y Salud, las más afectadas en esta pandemia.

Su correligionario Valdés tomó ayer una decisión idéntica: $50.000 de tope con excepción para Salud y Seguridad. Algunos intendentes imitaron la medida.

En la vecina Misiones, Herrera Ahuad donó totalmente su sueldo para colaborar con la emergencia. Lo mismo hicieron el presidente de la Cámara de Representantes y ex gobernador, Carlos Rovira, y el vicegobernador Carlos Arce.

En el caso de Bordet el recorte fue del 50%. La medida fue coordinada por los tres poderes del Estado entrerriano: ejecutivo, legislativo y judicial cobrarán la mitad durante abril para todos los cargos jerárquicos y funcionarios.

En el noroeste, tanto Sáenz como Morales donaron su sueldo. El salteño lo hizo propio e invitó al resto de los funcionarios a hacerlo. En el caso del jujeño, la medida incluyó desde el principio a todo su gabinete.

En el caso de Uñac, el recorte es del 30% y abarca a todos los funcionarios políticos. Pero lo imitaron también intendentes y miembros de la Corte provincial.

Fuente Nova Chaco