Pidieron la suspensión de una jueza de la provincia acusada de «maltrato, amenazas y humillación»

0
308

Teresita María B. Fanta es la titular del Juzgado Civil y Comercial N° 22 y fue denunciada por violencia laboral , situación que afecta prácticamente a todo el personal, secretarios, prosecretarios y personal administrativo.

Por ese asunto, desde el Superior Tribunal de Justicia pidieron la suspensión para «reordenar el organismo». En ese sentido, una de las últimas críticas llegó el pasado 11 de julio, donde el Sindicato de Empleados Judiciales puso en conocimiento sobre la «preocupante situación que viene ocurriendo en el Juzgado Civil y Comercial N° 22, a cargo de la Sra. Jueza Teresita María B. Fanta, desde hace algunos meses, que coincide prácticamente desde su regreso al lugar de trabajo, esto es aproximadamente desde el mes de abril del año 2021».

Diario TAG tuvo acceso al documento donde la entidad sindical plantea lo siguiente: «varios trabajadores del juzgado se han acercado, a través de sendos escritos y en forma verbal, denunciando y solicitando colaboración para tratar de manera conjunta las situaciones que coinciden y describen: constante hostigamiento, persecución, amenazas, trato despectivo y humillante, en varias oportunidades frente a otras/os trabajadores compañeros de trabajo, todas protagonizadas por la Dra. Fanta».

A su vez, se denunció que la jueza Fanta «no cumple horarios tampoco desempeña las tareas que le corresponden como juez y responsable del juzgado, contradice de manera constante las tareas desarrolladas por las secretarias, sometiéndolas a controlarse las labores de cada una entre ambas, exigiéndoles el cumplimiento de escritos en determinado tiempo que luego ella no los controla».

Asimismo, desde el sindicato indicaron que «esta situación afecta a varios en su salud, siendo un perjuicio que no podemos dejar pasar y se convierte intolerable», producto de que gran parte del personal solicitó su traslado.

En esa sintonía, señalaron que la jueza denunciada «exige además de las horas matutinas de trabajo, excediendo sobradamente el horario habitual laboral, el cumplimiento de horario vespertino de cuatro horas, de lunes a viernes de 17 a 21, sin consulta previa, sin organización laboral».

En el informe presentado y según el STJ se detectaron varias situaciones. Ellas son: «En relación a jurisdiccional: a) Atraso considerable en el trámite de los expedientes -con demora de más de un mes- b) falta de producción en el dictado de sentencias definitivas e interlocutorias».

«En relación a lo interpersonal: a) buen equipo de personal administrativo con predisposición a las mejoras, pero sensiblemente afectado y desvalorizado en su totalidad en tanto se detecta frustración y angustia, con claros sesgos de violencia laboral. b) personal funcionario -secretarias y prosecretario- afectado severamente por conductas de violencia laboral manifestada en diversas formas «.

A la vez, el ministro del STJ Mario Alberto Modi consideró en el fallo que «en orden a la gravedad de los hechos atribuidos (…) corresponde, además, suspender preventivamente a la señora Jueza Teresita María Beatriz Fanta, a cargo del Juzgado Civil y Comercial N° 22, a fin de reordenar de forma urgente dicho organismo jurisdiccional «.

Con todo esto, el Superior Tribunal de Justicia resolvió darle a Fanta cinco días hábiles para que se expida respecto a las acusaciones que se le atribuyen y efectúe las manifestaciones que considere pertinentes. Dicho plazo comenzará a correr después de la feria judicial, es decir desde el próximo 1 de agosto cuando se restablezcan los términos.

Por último, este medio consultó con varias fuentes judiciales respecto a la situación de Fanta y todas coincidieron en que el escenario se torna irreversible para la magistrada teniendo en cuenta las acusaciones y posteriores inspecciones que se llevaron a cabo.