Polémica por el “auto-culto” flexibilizado: “El gobernador nos permitió reunirnos al estilo de los bancos”, dijo el pastor Ledesma

0
541

Este domingo por la tarde, unas 900 personas, pertenecientes a distintas iglesias evangélicas de Resistencia, participaron de la celebración del día de Pentecostés en un estacionamiento del “Portal del Cielo”, el mega auditorio que tiene la Iglesia Cristiana Universal en avenida Arribálzaga al 2000, en el sur de la ciudad.

Si bien en anteriores oportunidades este tipo de encuentro se realizó con la modalidad del “auto-evento” (personas que concurren al lugar pero dentro de sus autos), lo cierto es que en esta oportunidad se habilitó la participación de personas que llegaron en motocicleta e incluso a pie. Esto no está previsto en la normativa municipal, la cual es clara al señalar que los asistentes “no pueden salir de los automóviles”. ¿Quién autorizó entonces?

En diálogo con CIUDAD TV, el pastor Jorge Ledesma, de la Iglesia Cristiana Universal, explicó que la flexibilización del auto culto se la dio el propio gobernador, Jorge Capitanich. En este sentido, indicó que el pedido al gobernador fue que, para esta celebración, se pueda poner sillas, con la distancia prudencial, emulando las filas de los bancos. La inclusión de los autos, aclaró Ledesma, fue una decisión de la misma organización.

“Tuvimos una entrevista con el gobernador donde le pedimos permiso para celebrar el Pentecostés. Le pedimos hacer la reunión, así como en los bancos y nosotros decidimos agregar lo del auto-culto, porque en principio iban a ser sólo sillas. Pero nos pareció mucho más seguro hacer con auto-culto y colocar sólo algunas sillas en el predio”, explicó.

El pastor hizo hincapié en que fueron “extremadamente exagerados” en el cumplimiento de los protocolos de bioseguridad y recordó que se realizaron toma de temperatura a los asistentes, desinfecciones a los vehículos, exigencia de tapabocas, túneles sanitizantes, distancias entre sillas y la prohibición de saludar con abrazos, manos o codos.

Ledesma remarcó que la tarea de su iglesia apunta a las necesidades espirituales de las personas, las cuales, según él, deberían ser catalogadas como esenciales en la cuarentena.

“Entendemos que así como son necesarios que los bancos y supermercados estén abiertos, la gente también tiene algo adentro, en su alma, entonces entedimos que es muy importante la ayuda emocional y espiritual que le brinda la fe a la gente, que en este momento no está recibiendo nada. Nosotros proponemos que esto sea una actividad esencial, pero tenemos que ir paso por paso”, dijo.

“Entendemos que le hace bien a la ciudad que nos pongamos de acuerdo y pedirle a Dios que pare esto”, dijo Ledesma, al referirse a la pandemia. Y remarcó que “estoy convencido de lo de ayer fue para bendición y no para generar problemas”.

Fuente chaco dia por dia