¿Por qué los pirpintos invadieron la ciudad?

0
451

Conocidas como pirpintos, llegaron de a miles y se las puede ver revoloteando en plantas y árboles. Se trata de una corriente migratoria, que realizan cada dos o tres años, para propiciar su reproduccion y son una buena señal ambiental.

En pocos horas la ciudad se llenó de mariposas blancas. Este extraño fenómeno no sólo se registró en Resistencia, sino también en Corrientes y zonas aledañas. Se las puede ver revoloteando por plantas floridas y árboles, y su presencia llama la atención de los vecinos y transeúntes ya que no es común ver tanta cantidad de estos insectos por zonas urbanas.

Muchos testigos describieron que  pudieron divisar una gran nube blanca, que llegó con el viento y  el temporal del miércoles,  conformada por cientos de miles de estos insectos que después se esparcieron por jardines y espacios verdes.

 

Se trata de una de las casi 500 especies de la región y que es habitual en el noroeste argentino durante el verano. Su  presencia es un indicador favorable, no solo para su reproducción sino también para el medio ambiente.

 

Las Ascia monuste, conocidas como «pirpintos» son una familia de mariposas blancas y, como todas las mariposas, su presencia o su ausencia dan cuenta de la situación general del medio ambiente.

 

En una nota publicada por la Gaceta de Salta en diciembre del 2015, el biólogo Flavio Moschione explicó que el pirpinto hace migraciones o desplazamientos más o menos cortos todos los años.

 

«En algunos años en particular, con condiciones favorales, las larvas sobreviven más tiempo y hacen más notables los movimientos y desplazamientos que hacen», cuenta y agrega que estas migraciones en mangas son normales y pueden llegar a suceder hasta por cientos de kilómetros, en algunos casos llegan hasta la Patagonia.

 

 

«Hoy en día, por los cambios ambientales y de usos del suelo, no es tan frecuente que llegen estas nubes grandes de mariposas, pero siguen haciendo desplazamientos», señaló Moschione y dice que su presencia es un indicador favorable. «Si estos fenómenos se dan es porque no hay fumigaciones generales que las estén abatiendo. Que sigan ocurriendo quiere decir que el NOA está en mejores condiciones que otras zonas más modificadas».

 

 

Los pirpintos se alimentan de plantas típicas de la región chaqueña y también con plantas de la familia de las capparaceae. «También está muy emparentada con las crucíferas como el repollo o el coliflor, por eso le dicen pirpinto de la col. Las mariposas son bastante especialistas y se alimentan de algunas especies o familias solamente», dice el biólogo.

 

 

Entre los beneficios de su presencia está además la de proveer alimento a las nuevas camadas de aves que por esta época están en plena cría de polluelos. «Ahora está apareciendo la generación más abundante. Las oruguitas pueden estar unos tres o cuatro meses en estado de oruga y de la crisálida nace la mariposa que vive menos de un mes, se reproduce y luego viene una generación menos abundante. Son ciclos de entre tres y seis meses, de acuerdo a las condiciones climáticas», describió el especialista.

 

 

«Las cuestiones climáticas o de humedad favorecen su propagación, o como el caso de este año que no hubo heladas, son factores que hacen que algunas poblaciones tengan más exito y produzcan estos enjambres… Es una muestra de la naturaleza que nos indica que todavia somos parte de ella, que estamos en un ambiente con sus pulsos y ciclos. No tiene connotaciones emocionales, pero es un fenómeno bastante grato», concluye, con buen tino por que representan un espectáculo inusitado para aquel que se tome el tiempo de contemplarlas.

 

 

También por su parte el ya desparecido Fernando Navarro, biólogo del Instituto Superior de Entomología, investigador del Conicet en otra oportuniad también explicó el objetivo del desplazamiento “A través de ese movimiento buscan un lugar óptimo para reproducirse. «Aparecen en enormes enjambres cada tres o cuatro años, cuando se produce el pico poblacional de mariposas. Buscan cualquier planta para dejar los huevos, aunque eso no significa que esa planta permitirá el desarrollo de la larva».

 

 

«Hay que desterrar la idea de que causan daños a las cosechas o enfermedades en las personas», afirmó. añadió. Pueden volar a unos 300 metros de altura y recorrer largos trayectos durante cuatro meses, su período aproximado de vida”, dijo Navarro.-

Fuente D. 21tv

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here